El cardenal Rouco destaca que la versión oficial de la Biblia es una de las acciones más importantes de la CEE para la labor pastoral de la Iglesia


Con la asistencia de ochocientos congresistas venidos de toda España, el Cardenal Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Antonio María Rouco Varela, presidió en la mañana de ayer en el Palacio de Congresos, la inauguración del Congreso sobre la “Sagrada Escritura. Versión oficial de la Conferencia Episcopal Española” organizado por la Conferencia Episcopal Española, y que se desarrollará hasta mañana miércoles, en el Palacio de Congresos de Madrid.

En su intervención, el cardenal señaló que la versión oficial de la Biblia que se presentaba era una de las acciones más importantes previstas por la CEE para ayudar a la renovación de la dimensión bíblica de toda la labor pastoral de la Iglesia y que ha venido a coincidir, providencialmente, con la Exhortación apostólica postsinodal “Verbum Domini”. El Congreso que celebramos, dijo, “cuenta con una guía luminosa que orientará las ponencias, la reflexión y la proyección apostólica de este encuentro”.

Agradeció monseñor Rouco Varela la presencia en el acto del cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos y Relator del Sínodo sobre la Palabra de Dios, quien ha tenido la generosidad de aceptar la para pronunciar la conferencia inauguraly que participó activamente en la asamblea del Sínodo. Por ello, “nadie mejor que el cardenal Ouellet para abrir los trabajos del Congreso y para ayudarnos a orientar mejor en el futuro la presencia de la palabra del Señor en la vida y la misión de la Iglesia, según las enseñanzas del Sínodo y del Santo Padre”.

Sobre el programa del Congreso, explicó que los ponentes proceden de toda la geografía física y espiritual del mundo. “Su ciencia y experiencia aseguran el éxito de lo que nos proponemos”. “Ojalá, dijo, que estos días de escucha, reflexión e intercambio sobre la Palabra de Dios escrita sean muy útiles para cada uno de los congresistas”. Seguidamente manifestó su deseo de “que el Verbo del Padre, testimoniado por toda la Escritura Santa, sea luz y vida para el mundo a través de la vida y la misión de la Iglesia. Ese es mi deseo y mi objeto de oración”.

Tras dar gracias a Dios, “que nos permite celebrar hoy este Congreso, porque ha sido posible llevar a feliz término el proyecto de la Biblia de la CEE”, agradeció también a las “personas que lo han hecho posible”, entre ellas Mons. Elías Yanes, Arzobispo emérito de Zaragoza, “que recogió e impulsó las propuestas para este trabajo, allá por el año 1996”, y a los ex secretarios generales de la CEE, Mons. José Sánchez y Mons. Juan José Asenjo, “que dieron los pasos necesarios para que la CEE llevara a la práctica los nombramientos y encargos necesarios para el trabajo”, así como al actual Secretario General, Mons. Juan Antonio Martínez Camino, Obispo Auxiliar de Madrid.

La gratitud la hizo extensiva a los sucesivos presidentes de las Comisiones Episcopales, encargadas de la obra, entre los que evocó la figura de Mons. Eugenio Romero Pose, que en gloria esté, y a los colaboradores de sus secretariados y sus directores, obispos, autoridades, peritos… Y a los 24 especialistas “que han trabajado en las notas y traducciones de la Biblia”, así como a la BAC (Biblioteca de Autores Cristianos), “cuyo resultado editorial ha sido todo un acierto, ya que podemos disfrutar de un texto legible y dispuesto con claridad y elegancia”.

Terminó con las mismas palabras con las que concluye el texto de introducción de la obra: “Al ofrecer al pueblo cristiano esta nueva traducción de la Sagrada Escritura, los obispos de la CEE ponemos bajo la materna intercesión de la Santísima Virgen María los frutos de santidad que esperamos deriven de esta iniciativa. Ella nos recuerda constantemente que a la escucha atenta de la voz del Señor ha de seguir la obediencia fiel: Hágase en mí según tu palabra”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40312 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).