“La oración no es un tiempo perdido, nos abre a la vida verdadera”

“El tiempo de la oración no es un tiempo perdido, sino un tiempo en el cual se abre el camino a la vida verdadera”. Lo dijo el Papa esta mañana en el Aula Pablo VI, al presentar a los 5 mil fieles reunidos para la audiencia general, la figura de Santa Teresa de Jesús, mística y reformadora carmelita que vivió en España en el siglo XVI y fue proclamada doctora de la Iglesia por Pablo VI. “En nuestra sociedad, a menudo carente de valores espirituales – explicó Benedicto XVI – Santa Teresa nos enseña a ser testigos incansables de Dios, de su presencia y de su acción”. En sus escritos, Santa Teresa de Ávila propone las virtudes evangélicas como base de toda la vida cristiana y humana: en particular, el desapego de los bienes y la pobreza evangélica y el amor de los unos a los otros como elemento esencial de la vida comunitaria y social. Y subraya la importancia de la oración, que significa “establecer una relación de amistad con Aquél que sabemos que nos ama”. Por eso Santa Teresa es verdadera maestra de vida cristiana para los fieles de cada época.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).