El Portavoz de la Santa Sede señala los momentos más destacados del Papa Benedicto XVI en el pasado año 2010


Como suele ser por estas fechas – al concluir un año y empezar otro – se trazan, según ha informado Radio Vaticano, balances y se mira a las tareas que se vislumbran en los próximos meses. Cinco viajes internacionales, cuatro visitas pastorales en Italia, una Exhortación apostólica, un consistorio, 45 audiencias generales, un libro entrevista. Son algunos de los números que han caracterizado el año 2010 de Benedicto XVI, que el día 30 de diciembre firmó la Carta Apostólica en forma de “Motu Proprio” para la prevención y el contraste de las actividades ilegales en el ámbito financiero y monetario.

Documento que el Papa empieza reiterando que “La Santa Sede siempre ha levantado su voz para instar a todas las personas de buena voluntad, y sobre todo a los líderes de las naciones, al compromiso de la edificación, también a través de una paz justa y duradera en todo el mundo, de la ciudad universal de Dios hacia la que avanza la historia de la comunidad de los pueblos y las naciones. [Benedicto XVI, Carta Encíclica “Caritas in veritate” (29 de junio de 2009), 7: AAS 101 / 2009), 645]. »

«Por desgracia, – lamenta Benedicto XVI en el mismo Motu Proprio – en nuestro tiempo la paz, en una sociedad cada vez más global, se ve amenazada por diversas causas, entre las cuales las de un uso impropio del mercado y de la economía y aquella, terrible y destructiva, de la violencia perpetrada por el terrorismo, que causa muerte, sufrimientos, odio e inestabilidad social».

El 2010, con sus doce meses intensos, en los que no han faltado momentos difíciles, ha sido un año – ha reconocido el Papa en su discurso a la Curia Romana – marcado por el escándalo de los abusos contra menores por parte de miembros del clero. Precisamente con este doloroso drama, empieza la reflexión del director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede y de nuestra emisora, padre Federico Lombardi, en una entrevista de Alessandro Gisotti, señalando los momentos destacados del 2010 de Benedicto XVI:

«El problema de este año no es del todo nuevo. En países como Estados Unidos, se había planteado ya hace una decena de años con gran intensidad. También en Irlanda, el problema lleva algunos años, y en el curso de 2009, ya había sido afrontado por el Papa, junto con algunos obispos irlandeses. El Papa había anunciado su carta a los católicos de Irlanda sobre este tema. Sin embargo, es verdad que en el curso de este año el problema se ha planteado con fuerza también en otros países europeos y ello ha suscitado grandes reacciones y desconcierto. El Pontífice ha realizado numerosos actos e intervenciones, que han sido ejemplares, sobre cómo y con qué espíritu afrontar este problema. Ha demostrado con la escucha de las víctimas en varias ocasiones su actitud de disponibilidad a escuchar, comprender y participar en el sufrimiento. Ha invitado en muchos casos a la Iglesia a una renovación profunda.

Recordamos el discurso al finalizar el año sacerdotal, que nos conmovió a todos profundamente. Además, ha alentado también concretamente a todos aquellos que se comprometen en la prevención, sanando esas heridas. Indicando la dirección justa para superar el drama de este escándalo, que ha herido profundamente a tantas personas, pero que debe ser considerado como ocasión para una renovación, una capacidad de escucha, una reflexión profunda sobre todos los temas. No sólo, pues, sobre el tema de la santidad sacerdotal, sino también sobre los temas de la sexualidad y del respeto de la persona en el mundo de hoy, donde tantas veces falta por completo el respeto a la dimensión de la sexualidad y de la afectividad. Espero que de este gran drama pueda llegar para la Iglesia un impulso de renovación y también de empeño sobre fronteras más profundas para un servicio a la dignidad de la persona humana y a la santidad de la vida»

El Papa ha dedicado su mensaje para la Jornada Mundial de la paz a la libertad religiosa. Un tema de dramática actualidad, ante el recrudecimiento de las persecuciones contra los cristianos…

«A menudo, pensando en las persecuciones y dificultades de los cristianos, miramos principalmente hacia los países de Oriente Medio, pero lamentablemente es cierto que en tantas otras regiones del mundo hay problemas. Pensemos en lo que sucedió en India, en Filipinas y en otros países de Asia. También nos causan mucho dolor, en particular en estos últimos meses, los problemas contra la libertad de religión y de conciencia de los cristianos en China. Sobre ello ha habido algunas intervenciones importantes y también muy explícitas de las autoridades vaticanas. Pero el documento para la Jornada Mundial de la Paz de 2011 invita también a ampliar la mirada sobre Occidente, sobre las sociedades secularizadas. El tema de la ‘cristianofobia’ ha sido empleado, por primera vez, en el discurso a la Curia Romana y es algo que se refiere también a nuestros países y a nuestras culturas. Se intenta marginar de la vida pública, en particular, los signos cristianos y las expresiones de la vida cristiana en todas las regiones del mundo, también en aquellas de los países secularizados, intento que se presenta como contribución a la vida buena de la sociedad. Ha sido uno de los mensajes más significativos – y muy escuchado – del Santo Padre en su viaje al Reino Unido, en particular en su discurso en Westminster Hall»

Uno de los momentos fuertes en la vida de la Iglesia de 2010 ha sido el Sínodo de los Obispos para Oriente Medio. También en esta ocasión, el Papa nos ha recordado – como hace constantemente – cuánto los cristianos son promotores de reconciliación y de paz, y no sólo en Tierra Santa:

«Sí – aunque también hubo, incluso después del Sínodo, actos de violencia y de dificultades contra los cristianos, recordemos el atentado contra la iglesia de Bagdad – el Sínodo ha dado una impresión de vitalidad, de empeño, de anhelo de testimoniar activamente de parte de los cristianos de los diversos ritos, de las diversas comunidades en la región. Por lo tanto, ha sido también un signo de esperanza, a pesar de las dificultades que perduran»

Benedicto XVI ha realizado varios viajes este año: cuatro en Italia y cinco internacionales. El que realizó al Reino Unidos, como ha afirmado él mismo, queda memorable, también por la beatificación de John Henry Newman:

«La figura de Newman ha sido importante en este viaje y este Pontífice es una figura con un significado crucial para la relación entre fe, razón y espiritualidad. En el último discurso a la Curia Romana, el Papa puso de relieve un aspecto ulterior, que no había profundizado durante su viaje al Reino Unido. Es decir, el de la conciencia. Qué significa la conciencia, para el cardenal Newman, como criterio de guía en el camino de la búsqueda de la verdad. El Papa propone la personalidad de Newman, sobre todo para el mundo anglófono, pero también para la Iglesia universal, como una figura luminosa, en un tiempo en el que hay que encontrar aún – entre tantas dificultades, pero con constancia – el camino en el contexto de un debate cultural, religioso y espiritual que requiere un gran empeño»

Entre las decisiones de largo alcance tomadas por el Papa, en 2010, está la institución de un dicasterio para la Nueva Evangelización. Pensamos en la fórmula del ‘Atrio de los gentiles’, propuesta por Benedicto XVI para los hombres de nuestro tiempo:

«La constitución de un nuevo Dicasterio ha sido quizá una sorpresa, porque no se pensaba que se necesitaban nuevas instituciones en la Curia Romana. Pero es un mensaje muy claro. El mensaje de la prioridad del anuncio – del anuncio del Evangelio – en la misión de la Iglesia, siempre a través de los tiempos, también en situaciones difíciles. El dicasterio para la Nueva Evangelización es un mensaje específico, pero debe trabajar en el contexto de la misión más amplia de la Iglesia, en el tema precisamente del anuncio explícito del Evangelio en el mundo de hoy»

El Padre Lombardi ha definido el libro entrevista ‘Luz del mundo’ como ‘acto de verdadera valentía comunicativa’. Y nos explica cuál es para él el desafío que Benedicto XVI dirige a los comunicadores, fenómeno éste que caracteriza, casi define, la era en que vivimos:

«Seguimos descubriendo las características específicas del Papa Benedicto XVI en lo que respecta a la comunicación. Alguien pensaba que era un Papa poco comunicativo, con respecto a su gran predecesor. En realidad, está encontrando fórmulas que son suyas, características, pero nuevas – también de parte de un Papa – para comunicar el mensaje. Pensemos en el mismo libro ‘Jesús de Nazaret’ del que estamos esperando el segundo tomo, pero también un tercero. Un libro de carácter teológico y espiritual, escrito personalmente por un Papa teólogo es también una gran novedad de este Pontificado, así como el libro entrevista. Ello muestra ciertamente la reflexión y la búsqueda de parte del Papa para encontrar los caminos adecuados y cónsonos, también, a su personalidad comunicativa. Pero quisiera añadir otras formas clásicas de su comunicación, que son sus homilías, sus catequesis y sus grandes discursos. Las homilías, en particular, cualifican el servicio de este Papa como un gran aporte a la síntesis entre teología y espiritualidad para la Iglesia de hoy: es un maestro de ‘homilética’ para la Iglesia entera»

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).