El obispo de Santander clausura la fase diocesana del proceso de canonización del cardenal Herrera Oria


El obispo de Santander, Mons. Vicente Jiménez, presidirá mañana, martes, a las ocho de la tarde, en la iglesia de Santa Lucía de Santander, una Eucaristía con motivo de la clausura del proceso diocesano de canonización del cardenal cántabro, Ángel Herrera Oria (1886-1968).
El acto público de finalización de la causa, tuvo lugar el martes pasado en el Aula Magna de la Universidad CEU-San Pablo de Madrid y fue presidido por el cardenal, Mons. Antonio María Rouco Varela. Su organización corrió a cargo de la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), entidad que presidió, durante muchos años, Ángel Herrera Oria, y que, asimismo, se ha encargado de la celebración de la misa de mañana, en Santander.

En 1996, se inició el proceso diocesano de canonización que ahora ha culminado en torno a la figura del que fuera cardenal cántabro y obispo de Málaga. En la Diócesis de Santander ha sido el padre dominico, Crescencio Palomo, el postulador de la causa, por lo que, durante estos años, se han recogido testimonios de cántabros y conciudadanos que conocieron, en vida, al cardenal, con el fin de recabar rasgos de su fe y la fama de santidad de este siervo de Dios.

Ahora, esta documentación ha sido remitida a la Santa Sede, en concreto a la Congregación General para la Causa de los Santos, donde la causa seguirá la tramitación habitual que marca el Derecho Canónico.

Mons. Ángel Herrera Oria

Ángel Herrera Oria nació en Santander el 19 de diciembre de 1886 y fue ordenado sacerdote a la edad de 53 años. De profesión abogado del Estado, en 1947 fue designado obispo de Málaga, y Pablo VI le nombró cardenal de la Iglesia en 1965, cargo que ocupó hasta que falleció el 28 de julio de 1968.

En febrero de 2004 fue nombrado Hijo Predilecto de Cantabria, distinción con la que se le reconoció su preocupación por el mundo obrero y social; el trabajo por la modernización del catolicismo español en su faceta de periodista y su labor caritativa, tanto en la posguerra como tras el incendio de Santander de 1941, época en la que fue capellán de prisiones.

El 25 de enero de 1996 el arzobispo de Madrid, cardenal Mons. Antonio María Rouco, firmó la introducción de la causa de canonización.

En su actividad cultural, Herrera Oria organizó cursos de verano de carácter formativo y apostólico similares a los impartidos en la UIMP, con la participación de destacados profesores como Eugenio D’Ors, Pérez de Urbel o Bruno Ibeas, entre otras personalidades de referencia para los seminaristas de toda España.

Fue, asimismo, director del periódico “El Debate” (precursor del diario “Ya”) y fundador de la Escuela de periodismo del mismo nombre, así como de la Editorial Católica, (propietaria de los diarios Ideal de Granada, El Ideal Gallego en La Coruña, Hoy de Badajoz o La Verdad de Murcia); la revista infantil “Jeromín” y la agencia Logos.

Igualmente, promovió la creación de Acción Nacional, presidió la Junta Central de Acción Católica, fundó el Centro de Estudios Universitarios (CEU) y los cursos del Colegio Cántabro de Santander. También creó el Instituto Social Obrero y la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) y durante muchos años presidió la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP).

Desde el punto de vista social, participó en el realojo de los pescadores de Puertochico de Santander en el bloque donde está actualmente la Comunidad de Hermanas Mercedarias de la Caridad, lugar en el que fundó la Escuela Sacerdotal para complementar la formación de los sacerdotes y en la que tuvo como alumno al que más tarde fuera obispo de Santander, Vicente Puchol Montís, entre 1965 y 1967.

Ángel Herrera Oria creó también la Gran Escuela de Aprendices, en la que se formaron en un oficio miles de jóvenes, entre los años 1943 y 1957. En 1960, el Ministerio de Educación asumió nuevas competencias y cambió la escuela original reconvirtiéndola en Maestría, después en Politécnica y finalmente en Instituto de Enseñanza Secundaria.

Asimismo, cedió al Obispado cántabro el solar donde se encuentra el actual templo de Nuestra Señora de la Bien Aparecida, de la calle Vargas de Santander.

El 3 de mayo de 1947 fue nombrado obispo de Málaga. Allí impulsó la creación de más de 200 escuelas-capilla que contribuyeron a reducir el elevado índice de analfabetismo existente en esta provincia. En 1951 inauguró el Colegio Mayor Universitario de San Pablo y fundó el Instituto Social León XIII.

En 1968 emprendió sus últimas iniciativas en la Fundación Pablo VI a la que incorporó el Instituto Social León XIII, la Escuela de Ciudadanía Cristiana, el Colegio Mayor Pío XII, la Residencia Pío XI, la residencia sacerdotal, el Instituto de Cultura Popular y la Escuela de Periodismo de la Iglesia. El 28 de julio de 1968 falleció en Madrid.

Con motivo de su nombramiento como Hijo Predilecto de Cantabria en febrero de 2004, se destacó su “preocupación por el mundo obrero y social y el trabajo por la modernización del catolicismo español en su faceta de periodista”. A ello se añadiría “su interés por la palabra de Dios”, y en todas sus actuaciones Herrera Oria “manifestó siempre un profundo amor a Cristo y un anhelo de coherencia cristiana”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40312 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).