El cardenal Cañizares recuerda en Valencia que la devoción a la Inmaculada es garantía de confianza en la victoria del bien sobre el mal


El cardenal Cañizares llama a «confiar en la victoria de Dios sobre el mal» ante las «dificultades en la Iglesia y en el mundo»En su homilía en la misa de la Inmaculada, asegura que “nadie ha hecho más que María por la paz”
El cardenal Antonio Cañizares, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, ha hecho hoy un llamamiento desde Valencia, donde ha presidido la misa en la solemnidad de la Inmaculada Concepción, a “la confianza en el amor de Dios y en su victoria sobre el mal”, ante las “muchas dificultades, grandes y graves, en la Iglesia y en el mundo, también en España”.
El purpurado, que ha presidido la misa en la Catedral, invitado por el arzobispo, monseñor Carlos Osoro, ha asegurado en su homilía que “con Dios y con María Santísima, no caben el desaliento ni la desesperanza porque su victoria sobre el mal no tiene vuelta atrás”.
El Cardenal ha reconocido que “vivimos unos momentos en que no se sabe lo que es el mal o se piensa que apenas hace daño el hacerlo”, a pesar de que “el mal envenena siempre al hombre, lo empequeñece, lo daña”. Al mismo tiempo, “muchas y muy poderosas son hoy las fuerzas sociales, culturales y políticas que, tan irresponsable como ciegamente, y tan en contra el hombre y su futuro, pretenden arrebatar a niños y jóvenes la fe de nuestros padres o al menos entorpecer al máximo su debida transmisión”.
Ante esta realidad, “la desesperanza es una verdadera tentación, una auténtica amenaza que, dadas las circunstancias, hoy nos corroe de manera muy particular”, ha añadido el Cardenal.
Sin embargo, también es cierto que “Dios nos ama irrevocablemente, que de los males saca bienes para sus hijos, y que donde abunda el mal, Dios lo anega con la sobreabundancia de su gracia y su amor, como en María Purísima”.

“En nuestra debilidad actual se manifestará también el poder de la gracia de Dios”

“Nunca nadie ha hecho nada más decisivo para la paz y esperanza de los hombres como María con su sí a Dios”, ha proclamado el purpurado valenciano, que mañana será investido doctor Honoris Causa por la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”.
En otro momento de su homilía, el Cardenal ha resaltado que “Dios quiere que seamos santos y no nos limitemos a la mediocridad y superficialidad de nuestro ambiente”, y ha precisado que, además, “Dios nos llama a la humildad y la confianza, seguros que en nuestra debilidad actual, la de nuestra cultura y nuestra sociedad, de nuestras comunidades cristianas y de nuestra actual situación de precariedad y crisis, se manifestará también el poder de la gracia de Dios y su misericordia”.
Por ello, el purpurado ha lamentado los efectos de la pérdida de la fe en Dios y ha asegurado que “no hay mayor callejón sin salida, ni mayor pobreza y desamparo de un pueblo, sobre todo si se minimiza el daño de esa pérdida y se intenta pasar de largo ante sus efectos destructivos deshumanizadores, porque entonces el interior de las personas y los pueblos se convierten en un desierto”.
Para evitar estas situaciones, el cardenal ha hecho un enérgico llamamiento a “abrir las puertas de nuestras vidas de par en para a María, la madre de Dios, sin cortapisa alguna; lo necesitan urgentemente, más que el pan, los niños y los jóvenes, en especial”.
Con el cardenal Cañizares, han concelebrado el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro y su obispo auxiliar, monseñor Enrique Benavent, además una cuarentena de sacerdotes entre los que se encontraban los miembros del cabildo de la Catedral y los rectores de los seminarios de Valencia. En la misa, han participado todos los estudiantes y formadores de los Seminarios de Valencia y centenares de fieles que han abarrotado el templo. Entre otras personalidades se encontraban el vicepresidente tercero del Consell, Juan Cotino, el vicegran canciller de la UCV, José Tomás Raga, y el rector, José Alfredo Peris.
Al término de su homilía, el cardenal Antonio Cañizares ha invocado la intercesión de la Virgen María para la “urgente e inaplazable nueva evangelización”, para que vele “especialmente por las familias”, y para que, como patrona de España nos ayude a salir de esta crisis que “tantos estragos produce”. También ha implorado a María Inmaculada que “ayude a la Universdidad Católica San Vicente Mártir”, que hoy cumple siete años de su fundación y que mañana investirá como doctor Honoris Causa al cardenal Cañizares, “para que sea lugar donde se busque y encuentre la Verdad, y se enseñe la verdadera sabiduría para ayudar a la transformación de la Humanidad.”

(Foto: Alberto Sáiz)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).