El predicador pontificio P. Cantalamessa señala que la Navidad es la respuesta a la visión cientificista que niega la existencia de Dios


La respuesta cristiana al cientificismo ateo: ha sido el tema del primer sermón de Adviento, que ha pronunciado este viernes el padre Raniero Cantalamessa en la capilla «Redemptoris Mater» en presencia del Papa y la Curia Romana, según ha informado Radio Vaticano. El predicador de la Casa Pontificia ha puesto de relieve los límites de las afirmaciones científicas cuando quieren demostrar la inexistencia de Dios. “La Navidad, -ha dicho el predicador- con el Misterio de la Encarnación, «es la antítesis más radical de la visión cientificista».
El padre Cantalamessa ha recordado en su sermón los argumentos que, como el ateo militante Dawkins, llegaron a definir «analfabetos» a los científicos que dicen ser creyentes. Tesis, ha señalado, que se revelan falsas, no en base a los argumentos de fe, “sino del mismo análisis de los resultados de la ciencia y de la opinión de muchos» ilustres científicos. Con una metáfora, el padre Cantalamessa ha comparado los científicos ateos a los pájaros nocturnos que no saben nada del mundo diurno.
“Para ver a Dios -ha afirmado- es necesario abrir una nueva perspectiva, es necesario aventurase a salir fuera de la noche”. Sin embargo, ha añadido el predicador, el rechazo del cientificismo, no debe dar lugar a desconfiar o a negar a la ciencia: «sería un flaco servicio a la fe, antes incluso que a la ciencia».
“Una actitud abierta y constructiva -ha afirmado el padre capuchino- nos la dio el beato John Henry Newman, del que ha citado un pasaje de una carta del gran teólogo Inglés, hablando sobre la teoría de la evolución de Darwin. «La teoría de Darwin, sea cierta o no, no necesariamente debe ser atea; simplemente, puede sugerir una idea más amplia de la Divina Pre-ciencia…. A primera vista, no veo cómo «la evolución casual de los seres orgánicos» es incompatible con el plan de Dios. Puede ser casual para nosotros, no para Dios.»
El debate sobre el cientificismo, ha explicado el padre Cantalamessa, nos lleva a un tema decisivo para la evangelización: la posición que ocupa el hombre en el universo. La visión cientificista reduce al hombre a un accidente histórico, un intruso «en la aplastante y hostil inmensidad del universo». El cristianismo, en cambio, nos muestra que «el universo es para el hombre y no el hombre para el cosmos.» Justo lo contrario.
“En definitiva, -ha finalizado el predicador capuchino-, el cientificismo lleva a un atea visión del humanismo. El cristianismo sabe en cambio que la expresión más alta de la dignidad y de la vocación del hombre está en la divinización de la persona”. Y en este sentido “la Navidad, es la ocasión ideal para revivir este patrimonio común de la cristiandad: «El Verbo se hizo hombre para que nosotros pudiéramos ser deificados.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).