Papa: En el amor de Dios el hombre no conoce la desilusión

“Dios es amor y sólo cuando nos abrimos totalmente a ese amor y dejamos que se vuelva la única guía de la existencia, todo se transforma, se encuentran la verdadera paz y el verdadero gozo”. Es la reflexión que ha ofrecido Benedicto XVI hoy durante la audiencia general, dedicando la catequesis a la figura de Juliana de Norwich. Venerada por la Iglesia católica y la Comunión anglicada, fue una mística que vivió entre 1342 y 1430. La herencia de esta anacoreta, explicó el Papa, se encuentra en el libro “Revelaciones del Amor Divino”, en el cual Juliana narra las dieciséis visiones que tuvo durante una grave enfermedad. De sus palabras, insistió el Papa, transpira un profundo optimismo, “fundado en la certeza de ser amados por Dios y de estar protegidos por su Providencia”. “Dios antes de crearnos – escribía la mística – nos amó, con un amor que no ha desaparecido y nunca desaparecerá”. “Las promesas de Dios son siempre más grandes que nuestras expectativas – concluyó el pontífice – si encomendamos a Dios, a su inmenso amor, los deseos más puros y más profundos de nuestro corazón, no quedaremos desilusionados”. Al término del encuentro en el Aula Pablo VI, el Papa bendijo una estatua de bronce de la Patrona de la Aviación. La escultura de la Beata Virgen de Loreto será colocada el próximo 10 de diciembre en el aeropuerto de Fiumicino en Roma.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).