Cardenal Rouco: «Sólo en Dios es posible edificar la vida sobre sólido fundamento y sin incertidumbres»


En su habitual alocución en el informativo diocesano de la Cadena COPE, el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, habló ayer del tiempo litúrgico del Adviento que acaba de comenzar y dijo que «emprender de nuevo el itinerario de nuestra existencia en este mundo con Jesucristo, que es “el camino, la verdad y la vida”, debe ser la meta de todo tiempo de Adviento”.
Para el Cardenal de Madrid, “la vida está llena de incertidumbres”, y esto es algo que “constatamos una y otra vez en la existencia diaria de nuestras familias, de nuestros amigos y de nosotros mismos, incluso en relación con los bienes que más estimamos y con las personas que más queremos. La salud y la enfermedad, la riqueza y la pobreza, el éxito o el fracaso profesional, perder el empleo y asegurar la empresa, la felicidad y la infelicidad, la vida y la muerte… son realidades primarias y decisivas en nuestra existencia que se escapan a nuestro control y a nuestra capacidad de dominarlas ¡Estamos rodeados de incertidumbre!”.
“Los acontecimientos, que van entretejiendo día a día la realidad de nuestra vida en lo personal, en lo social y en lo político, vienen a demostrar una y otra vez que el futuro, el futuro definitivo, no es nuestro, ¡es de Dios! Y, cuanto más se empeña el hombre en querer desmentirlo y desconocerlo, como nos ocurre ahora en esta situación tan delicada de crisis generalizada en la que nos encontramos, más evidente aparece la certeza de que sólo en Dios puede reposar nuestra esperanza. Sólo en Él y con Él es posible edificar la vida sobre sólido fundamento y sin incertidumbres; conociendo su razón de ser y su destino, aquí y ahora, en el más allá y siempre”, afirmó.
Explicó que “el Adviento, situado al iniciarse el Año litúrgico como su prólogo espiritual y eclesial, nos invita de nuevo a afrontar el presente y el futuro de nuestras vidas con una renovada mirada del alma iluminada por la fe que purifica, sana y eleva las perspectivas de la mera razón humana, tan quebradiza y débil ante las tentaciones del espíritu del mal, del mundo y de la carne; inclinada tantas veces a declarar que no hay verdad, ni hay verdades”.
Y es que “la luz de la fe, que se enciende simbólicamente con las velas de la Corona del Adviento, disipa toda duda al respecto y alumbra la esperanza. Una certeza se nos revela inconmovible: ¡el Señor viene de nuevo a nuestras vidas! Viene al mundo, al mundo de nuestros días; viene a todos y a cada uno de nosotros; viene a salvarnos. Y viene a través de la Iglesia, que trata de acogerlo en su seno materno, imitando a aquella mujer que es su Madre, María, la Virgen Santísima”.
María, dijo, “es nuestro modelo para iniciar este nuestro Adviento que el Señor nos regala. Puesta la mirada, como Ella lo hizo, en el que viene a traernos ¡renovados! los dones de la gracia y de la vida: la certeza de la salvación del pecado y de la muerte. Salgamos a su encuentro “acompañados por las buenas obras”, como reza la oración-colecta de este su primer Domingo, y precedidos por una nueva y más honda apertura de la mente y del corazón a su luz. ¡Salgamos al encuentro con Él, el Hijo de Dios, el Mesías prometido, el Salvador!”.
“Emprender de nuevo el itinerario de nuestra existencia en este mundo con Jesucristo, que es “el camino, la verdad y la vida”, debe ser la meta de todo tiempo de Adviento, vivido en la comunión de la Iglesia, y, mucho más en este año 2010/2011, en el que toda nuestra comunidad diocesana se prepara para un excepcional encuentro de los jóvenes de toda la Iglesia con Él. Encuentro presidido por el Sucesor del Pedro, el Papa Benedicto XVI, en la JMJ, en Madrid, el próximo mes de agosto. Un propósito nos guía, en comunión con el Santo Padre: que arraiguen y edifiquen su vida en Cristo con gozo y decidido compromiso: ¡firmes en la fe!”.

Concluyó encomendando a la Virgen, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Almudena, “este excepcional Adviento, en el año de la XXVI JMJ-2011 en Madrid”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).