El presidente de la Conferencia Episcopal Española recuerda el impulso evangelizador del reciente viaje del Papa a Santiago de Compostela y a Barcelona


Al recordar las palabras del Papa en la catedral de Santiago de Compostela, en las que agradecía y felicitaba a los católicos españoles por la generosidad con la que sostienen tantas obras de caridad y de promoción humana, el cardenal Rouco Varela destacó ayer en su discurso de apertura de la XCVI Asamblea Plenaria que, “gracias a Dios, la fe está hoy viva en España” y es capaz de una vivaz y variada aportación a la vida social. «No olvidaremos -añadió- las palabras con las que el Santo Padre nos lo ha recordado estos días».
En su discurso, el cardenal Rouco hizo balance sobre la reciente visita de Benedicto XVI a España y repasó las instrucciones pastorales de la CEE, referentes a la calidad doctrinal y sobre ciertas prioridades ante la situación actual de España, como un signo para relanzar el propósito evangelizador de la Iglesia. En este sentido, ahondó en la “Instrucción Pastoral en los umbrales del Tercer Milenio”, conocida como “Dios es amor”, en la que reflexiona sobre la contradicción de que en la cultura occidental “se ha dejado de hablar de Dios” pese a que “el ser human es religioso por naturaleza”.
También, hizo alusión al texto de preparación del Jubileo 2000 “Mira de fe al siglo XX”, “Teología y secularización en España. A los cuarenta años de la clausura del Concilio Vaticano II” y “Orientaciones morales ante la situación actual de España” para recordar que en ellos se recoge cuáles son los objetivos planteados para hacer frente a la laicismo: la formación en la fe –tema que abordarán los obispos en su Asamblea, que se prolongará hasta el viernes-, el anuncio del Evangelio del matrimonio y la de la familia y el cuidado de la Eucaristía los domingos. Concretamente, apuntó que el matrimonio cristiano está hoy en día llamado a ser «denuncia de una mentalidad y de una legislación que afecta gravemente al bien común».
Pero, volviendo al mensaje del Papa, el cardenal quiso dejar claro que Benedicto XVI no estableció una «equiparación» entre el «laicismo agresivo» de los años treinta del siglo XX y la actualidad, al responder a las preguntas de los periodistas en el avión en el que viajaba a España, sino que se refirió a lo visto en los años treinta y después, «sin establecer equiparación» entre aquella época y la actualidad, apuntó que el «enfrentamiento entre fe y modernidad» continúa hoy activo en España.
En este sentido, el cardenal señaló que algunos, movidos, a su juicio, «más por ciertos prejuicios y tergiversaciones que por la benevolencia y la objetividad» han «pasado por alto» las palabras que pronunció el Santo Padre -sobre una situación de «unidad, concordia, libertad y paz» en la que vive la sociedad española-, a la hora de formular juicios «negativos», carentes, a su parecer, «del más elemental rigor». Y es que el Papa ha confrontado a los españoles con su «pasado, presente y futuro» para confirmarlos en la fe y adelantarles en el trabajo de la nueva evangelización y, prosiguió el cardenal, Benedicto XVI ha recordado la historia del país pero «sin nivelaciones ni anacronismos de ningún tipo».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40266 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).