"Gracias, Santo Padre", carta del arzobispo de Mérida-Badajoz

Ha terminado la visita del Papa a dos ciudades españolas. Su manifiesta intención ha sido extender hasta nosotros, y de modo muy cercano, su ministerio pastoral. Hemos escuchado su palabra
y hemos contemplado su imagen portadora de serenidad, de humildad y de la valentía del hombre profundamente creyente. Su testimonio de fidelidad al Señor y de amor a la Iglesia ha llegado
hasta nosotros.
Hemos escuchado su consoladora despedida como un hasta luego. Dentro de unos meses volverá a nosotros para encontrarse con los jóvenes que acudirán de todos los continentes en la Jornada Mundial de la Juventud. ¿Qué más podemos pedir al Papa ante tanta delicadeza y ante esa reiterada manifestación de sus atenciones para los cristianos que integran la Iglesia peregrina en España?
A nosotros corresponde ser agradecidos.
La mejor forma de gratitud es aprovechar al máximo lo que nos ha regalado en su estancia entre nosotros. Su mejor obsequio ha sido su plegaria por nosotros. Deberemos orar devotamente por él, pidiendo al Señor que sus intenciones se vean realizadas, y que sus trabajos alcancen frutos abundantes en bien de la Iglesia y del mundo.
Es muy abundante la enseñanza que nos ha dejado el Papa, y la que nos dejará en su encuentro con los Jóvenes durante la Jornada Mundial de la Juventud en el corazón del mes de Agosto próximo.
Desde estas líneas quiero invitaros a leer sus mensajes y convertirlos en motivo de reflexión y diálogo. Pasar por alto el mensaje del Papa sería tanto como reducir su presencia entre nosotros a una mera fiesta externa y a un simple acontecimiento fugaz. No olvidemos que el
Papa es maestro en la fe, garante de la sana doctrina en la Iglesia, estímulo para fortalecer nuestra fidelidad, y una clara invitación a desarrollar nuestro ministerio apostólico.
¡Qué oportunidad para todo ello es el tiempo de Adviento que vamos a iniciar! En él debemos prepararnos al encuentro con Cristo que viene, de un modo especial, en la Navidad. Buena oportunidad para ello será aprovechar el encuentro con su Vicario en la Tierra, procurando incorporar su mensaje a nuestra vida.
Quiero hacer explícita mi invitación a los Sacerdotes, a los catequistas, y a los religiosos, religiosas y seglares responsables de movimientos y acciones apostólicas, para que constituyan en instrumento de formación de los fieles durante la preparación a la Navidad, los mensajes del Papa en su reciente visita a España.
Mi invitación se orienta especialmente a quienes tienen la misión de preparar los materiales auxiliares para el proceso formativo de los fieles. Les pido que elaboren pronto los resúmenes, los cuestionarios y las sugerencias prácticas para que lleguen a tiempo como apoyo de los fieles en sus reflexiones y diálogos. De esta forma facilitarán a los hermanos en la fe el aprovechamiento de la palabra del Papa.
Lo que el Papa nos ha ofrecido en su viaje a España, constituye un mensaje universal y oportuno que no tenemos derecho a desaprovechar. Hagámoslo nuestro convirtiéndolo en objeto de aprendizaje,
en motivo de revisión personal y colectiva, y en orientación y horizonte para nuestro caminar durante el Tiempo Litúrgico de Adviento.

Santiago García Aracil.
Arzobispo de Mérida-Badajoz

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40266 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).