P. Lombardi a las víctimas de los abusos sexuales del clero: «Os invito a ver cada vez más a la Iglesia como una aliada… para alcanzar los objetivos más nobles de vuestras batallas»


Un grupo de víctimas de abusos sexuales por parte de algunos clérigos celebraron el pasado sábado una concentración en Roma organizada por la asociación estadounidense «Survivor’s Voice», a la que se sumaron otros grupos internacionales e italianos como «La Culpa» o la asociación del Instituto para sordos Antonio Provolo de Verona. Los fundadores de esta asociación estadounidense, Bernie McDaid, de 54 años, y Gary Bergeron, de 47, ambos víctimas de abusos sexuales, explicaron que el objetivo de esta concentración es que se siga hablando de este problema. Durante la protesta, pidieron a la Iglesia que «realice más esfuerzos para proteger a los niños de los abusos y para castigar a los culpables», según ha explicado Radio Vaticano.
Al final de la manifestación – en la que habían participado entre sesenta y cien personas – cerca de Castel Sant’ Ángelo y que luego realizaron una marcha con antorchas hacia la Plaza de San Pedro, el director de Radio Vaticano, padre Federico Lombardi, se reunió con una delegación de 8 personas, entre ellos dos de los principales organizadores de esta manifestación. «Alentado por la actitud manifestada tantas veces por Benedicto XVI de escucha de las víctimas y por las indicaciones del Papa en el compromiso de hacer todo lo necesario para que los horribles crímenes de los abusos sexuales no vuelvan a ser perpetrados nunca más», el padre Lombardi, que aclaró que la suya no era “una participación oficial”, quiso subrayar que como persona profundamente insertada e identificada con la Iglesia católica y con la Santa Sede – piensa que puede expresar sentimientos compartidos por muchas personas en relación con esta manifestación».

El P Lombardi añadió que si bien «no comparta todas sus declaraciones y posiciones», encuentra que «algunas tienen elementos sobre los cuales se puede desarrollar un compromiso que nos encuentra solidarios y concordes». «Es verdad que la Iglesia debe estar muy atenta, para que los niños y los jóvenes que le son encomendados a sus actividades educativas crezcan en un ambiente totalmente seguro», añadió el P. Lombardi recordando luego que el sábado pasado fueron cien mil los que acudieron a la Plaza de San Pedro para un encuentro con el Papa, que fue «una gran fiesta de fe y juventud».

Eran sólo una pequeña parte de los jóvenes que participan con entusiasmo en la vida de las comunidades de la Iglesia, destacó el P. Lombardi, reiterando asimismo que «debemos absolutamente hacer que su crecimiento sea sano y sereno y que encuentren toda la protección que les corresponde como derecho. Tenemos todos una gran responsabilidad para el futuro de la juventud en el mundo».

Señalando que «es verdad que los procedimientos de investigación y de intervención deben ser cada vez más rápidos y eficaces, tanto de parte de la Iglesia como de las autoridades civiles y que entre ellas debe haber una correcta colaboración, que tenga en cuenta las leyes y las situaciones de los diversos países», el P. Lombardi explicó que conoce el anhelo de que la Iglesia debe hacer más y que, desde su punto de vista, está convencido de que la misma Iglesia ha hecho y está haciendo mucho.

«No sólo el Papa con sus palabras y su ejemplo, sino también muchas comunidades de la Iglesia en diversas partes del mundo han hecho y están haciendo mucho, tanto en lo que concierne a la escucha de las víctimas, como en la prevención y en la formación», volvió a señalar el P. Lombardi y afirmó que, personalmente, mantiene contactos con muchas personas que trabajan en este ámbito en diversos países, que está convencido de que están haciendo mucho y que «se debe seguir haciendo cada vez más».

«Vuestro clamor es un aliento para hacer más», afirmó también el P. Lombardi y añadió que «gran parte de la Iglesia está ya por buen camino. La mayor parte de los crímenes pertenece a situaciones pasadas, que han cambiado mucho. La realidad de hoy y el mañana son muy alentadores. Ayudémonos para avanzar rápidamente hacia la dirección correcta».

En especial, el P Lombardi quiso destacar algo muy importante, sabiendo que se tiene conciencia de ello. Y es que «la plaga de los abusos sexuales, ante todo contra los menores, pero también de forma general, es una de las mayores plagas del mundo de hoy. Ha implicado y afecta a la Iglesia católica, pero sabemos muy bien que lo que ha sucedido en la Iglesia es una pequeña parte de lo que ha sucedido y sucede en el mundo. La Iglesia debe ser la primera en liberarse del mal y en dar el buen ejemplo de la lucha contra los abusos, pero también todos debemos luchar contra esta plaga, sabiendo que es inmensa en el mundo de hoy, que se desarrolla con mayor facilidad y mejor cuanto más queda escondida y que, también hoy, muchos se alegran de que la atención se concentre sobre la Iglesia y no sobre ellos, porque así pueden seguir perpetrando esos abusos sin estorbos».

Invitando a «aunar nuestros esfuerzos contra la difusión de esta plaga, que hoy usa medios y caminos nuevos para difundirse, favorecida por Internet y por las nuevas formas de comunicación, por la crisis de la familia, por el turismo y por el tráfico sexual que explota la pobreza de la gente en los diversos continentes», el P Lombardi concluyó afirmando que «lo que la Iglesia aprende en estos años – también gracias al impulso de vosotros y de otros grupos – y las iniciativas que puede tomar par purificarse y ser un lugar que sea modelo de seguridad para los jóvenes, debe ser de utilidad para todos. Por ello – añadió – os invito a ver cada vez más a la Iglesia como una aliada posible o, según mi parecer, una aliada activa ya hoy para alcanzar los objetivos más nobles de vuestras batallas»

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40215 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).