"Córdoba, diócesis misionera", carta del obispo de Córdoba

El mes de octubre es el mes de las misiones. Es decir, en esta época del año nos damos más cuenta de que la Iglesia ha recibido el mandato misionero de Jesús: “Id al mundo entero, y predicad el Evangelio…” (Mc 16,15). El anuncio del Evangelio con obras y palabras ha sido una preocupación constante de la Iglesia, que en el pasado siglo ha llegado hasta el último rincón de la tierra. Sin embargo, “la obra misionera de la Iglesia está todavía en sus comienzos y debemos comprometernos con todas nuestras energías en su servicio”, señalaba Juan Pablo II (RM 1).

Nuestra pertenencia a la Iglesia nos hace misioneros, porque la Iglesia es católica y está destinada a llevar el Evangelio a todos los hombres para que se salven. En virtud del bautismo y la confirmación tenemos la gozosa obligación de comunicar a otros “lo que nosotros hemos visto y oído acerca del Verbo de la Vida” (1Jn 1,1), Jesucristo el Hijo eterno hecho hombre. No se trata de imponer a nadie la fe que nosotros hemos recibido como un don. La fe no se impone, se propone. Y esa fe y amor cristiano nos lleva a abrir nuestras entrañas de caridad ante las múltiples necesidades (de pan, de cultura, de Dios) que todavía tienen tantos hombres en el mundo. Conocer a Jesucristo es lo mejor que ha podido sucedernos, y no podemos callarlo, sino que hemos de comunicarlo con nuestra vida y nuestra palabra. He aquí la esencia de la misión.

La diócesis de Córdoba es misionera desde sus comienzos. El gran obispo Osio de Córdoba catequizó al emperador Constantino hasta llevarle a la fe católica. Miles de misioneros, hombres y mujeres, han consagrado su vida a la misión. Muchos cristianos cordobeses han resistido persecuciones y torturas por causa de su fe, y han preferido morir antes que apartarse de Jesucristo. Entre los misioneros cordobeses destaca san Francisco Solano, nacido en Montilla, que evangelizó las tierras del Perú, Bolivia, etc.

También en nuestros días, hombres y mujeres de Córdoba sirven a la Iglesia en tierras de misión. Sacerdotes, religiosos, religiosas, familias enteras en misión, seglares. Córdoba tiene muchos misioneros. Ahora, el presbítero D. David Rodríguez parte para la misión vinculado a nuestra diócesis y sirviendo al Camino Neocatecumenal. Y en estos días de octubre, dos sacerdotes de nuestro presbiterio, D. Juan Ropero y D. Francisco Granados, son enviados por la diócesis de Córdoba y por su obispo a la misión ad gentes. Estoy muy contento de aceptar su ofrecimiento, que prolongará la naturaleza misionera de nuestra diócesis en las tierras lejanas de Moyobamba-Perú. Ellos ayudan al obispo de Córdoba en su solicitud por todas las Iglesias. Todos quedamos comprometidos en esta misión diocesana: obispo, presbiterio, consagrados, fieles laicos, instituciones, parroquias, grupos y movimientos, cofradías y hermandades, todos estamos comprometidos en la misión diocesana de Moyobamba.

El Obispo de Córdoba suscribe un acuerdo de fraterna colaboración con la Prelatura de Moyobamba, y con el envío de estos dos misioneros va nuestro apoyo oracional y nuestro sostenimiento económico a las iniciativas que ellos nos hagan llegar desde allí. Otras personas misioneras tienen el respaldo de sus congregaciones y de todos los que quieran ayudarles. La misión de Moyobamba ha de tener el apoyo de la diócesis de Córdoba en cuanto tal y de todas las personas e instituciones que en ella nos encontramos. Si todas las misiones son nuestras, porque son de la Iglesia católica, esta misión es la nuestra por excelencia, es la misión diocesana de Córdoba en Moyobamba. Ellos nos abren el camino, que queda abierto para experiencias de trabajo misionero en vacaciones, para voluntariado de jóvenes y adultos durante un periodo, para ofrecer limosnas con este fin.

Acompañamos a todos los misioneros con nuestro afecto, nuestra oración y nuestra limosna generosa. Apoyamos especialmente a los que ahora parten. Apoyamos de un modo preferente a nuestra misión diocesana de Moyobamba en el Perú.

Con mi afecto y bendición:

+ Demetrio Fernández
Obispo de Córdoba

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39220 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).