Reportaje Vaticano: resumen del viaje del Papa a Gran Bretaña

JT: Hace una semana mucha gente se preguntaba cómo sería recibido Benedicto XVI en Gran Bretaña y si el viaje sería un éxito o un fracaso. Bueno, hablaremos del veredicto en este Reportaje Vaticano. Soy John Thavis, jefe en Roma del Catholic News Service.

CW: Y yo soy Cindy Wooden, corresponsal en Roma de Catholic News Service. Lo primero que hay que decir sobre este viaje es que los oficiales vaticanos estaban positivamente encantados por cómo fue. Seguramente hubieron protestas, las mayores a las que Benedicto XVI se ha enfrentado jamás. Pero la multitud que escuchó al Papa fue enorme, mucho más grande. Y toda Gran Bretaña, especialmente los medios de comunicación, parecieron sintonizar con lo que él decía. Eso fue lo que el Vaticano consideró más importante: la gente escuchó.

JT: Lo que sucedió en Gran Bretaña es algo que hemos visto antes en las visitas del Papa. Hay mucha mala publicidad anticipada, incluso se habló de arrestar al Papa por los así llamados crímenes contra la humanidad y creo que la gente estaba cansada de eso. Mucha prensa estaba cansada de eso también. Entonces, cuando el Papa llegó, la gente vio y oyó a la persona real, no una caricatura mediática. Esto es algo que siempre funciona a favor del Papa. Sus charlas fueron serias, estimulantes y llenas de contenido.

CW: Exacto. Como dijo el Primer Ministro David Cameron, el Papa hizo que los británicos “se sentaran y pensaran”. Y los temas del Papa fueron importantes: dijo que la religión estaba siendo marginalizada en la sociedad y advirtió contra las llamadas “agresivas” formas de ateísmo. En un discurso importante en Westminster Hall, expresó su visión del correcto lugar de la religión en la sociedad civil. Lo que hicieron efectivas estas charlas fue ilustrar cómo la fe puede impactar a la sociedad, ilustró ejemplos de la propia historia británica, gente como Florence Nightingale, quien sirvió a los enfermos o David Livingstone, un misionero que trabajó contra la esclavitud.

JT: Por supuesto, la gente no reacciona solamente a los discursos y las homilías. Creo que uno de los eventos más importantes fue cuando el Papa de 83 años pasó más de una hora y media con 4.000 alumnos, más de lo que su agenda predecía al comienzo de su más apretado día en Londres. Los niños tenían mucho que decirle y el Papa fue paciente y agradecido. Eso impresionó a la gente. Un periódico dijo al día siguiente: este es un Papa que se toma el tiempo para simpatizar a sus invitados. De nuevo, ellos veían al Papa como un ser humano, no como una lejana figura ideológica.

CW: El viaje sólo mostró que Benedicto XVI está dispuesto a seguir hablando del escándalo por los abusos sexuales por parte de clérigos. Sacó el tema cinco veces, en el avión desde Roma, en la misa en Londres, en encuentros con las víctimas, con oficiales de protección infantil y con los obispos británicos. Expresó su tristeza, su dolor y vergüenza por los casos de abusos y dijo que la Iglesia no ha sido lo suficientemente vigilante para prevenir e investigarlos.

JT: Ahora, estas palabras no satisficieron a algunos críticos, quienes deseaban más responsabilidad y la destitución de los obispos. Pero creo que el Papa dejó a los católicos británicos con la impresión de que no está huyendo del tema y que de ahora en adelante será un tema abierto a la discusión en la Iglesia. Soy John Thavis.

CW: Y yo soy Cindy Wooden, Catholic News Service.

http://www.catholicnews.com/

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39235 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).