El obispo de Zamora inaugura las Jornadas de Teología de la Universidad Pontificia (UPSA):


Dios, la cuestión más radical

En la tarde de hoy ha tenido lugar la inauguración de las XLIII Jornadas de Teología organizadas por la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca (UPSA), que con el título “Caminos hacia Dios” han reunido a más de 80 congresistas en el Salón de Actos de Caja España en Zamora.

El acto de apertura fue presidido por el obispo de Zamora, Gregorio Martínez Sacristán, y contó con la presencia del decano de la Facultad de Teología de la UPSA, Gonzalo Tejerina Arias, y del director del Centro Teológico “San Ildefonso” –institución de la Diócesis de Zamora coorganizadora de las Jornadas–, Francisco García Martínez.

El obispo comenzó expresando su “agradecimiento a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, por haber organizado aquí estas Jornadas”, además de recordar “otras muchas cosas que ha hecho este centro académico por la Iglesia diocesana de Zamora”.

Según Martínez Sacristán, las Jornadas de Teología están “en consonancia con el Magisterio del papa Benedicto XVI, uno de cuyos pilares es la cuestión de Dios en la cultura y en la vida de los creyentes hoy, como el gran desafío, la gran urgencia que tenemos”.

Acto seguido, el decano de la Facultad de Teología de la UPSA explicó la historia de las Jornadas, que en sus primeros años fueron organizadas por la Comisión Episcopal de Doctrina de la Fe. Después se encargó su realización a la Universidad Pontificia de Salamanca, cuya titularidad es de la Conferencia Episcopal Española.

Gonzalo Tejerina se refirió a los “estrechos vínculos que unen a nuestra Universidad con la Diócesis de Zamora”, y agradeció la acogida de este evento académico. “El tema no puede ser más sustancial, más radical”, según el profesor. “El programa es sumamente sugerente, muy bien trabado, con mucha sensibilidad”, añadió.

El decano de Salamanca continuó diciendo: “Ya no se llega a Dios. ¿Cómo es que tanta gente ya no llega a Dios? El secularismo creciente nos obliga a los cristianos a plantearnos la pregunta sobre Dios con esta radicalidad, y así formular mejor nuestra propia afirmación creyente sobre el Dios vivo. Es un desafío de esta envergadura. ¿Es posible acceder a Dios, cuando vemos en nuestro ambiente la negación explícita de Dios o, más aún, la solemne indiferencia religiosa?”.

“Hablamos del acceso al absoluto, del conocimiento reverencial de Dios, de la experiencia de fe y de confianza en el Dios revelado por Jesús y vivido en la Iglesia, no hablamos de un mero conocimiento objetivo”, añadió. Y felicitó al profesor de Cristología de la Facultad, Francisco García, por la coordinación de las Jornadas. Unas Jornadas para conocer mejor el contexto cultural y la propia fe en diálogo con la sociedad.

Francisco García fue el encargado de hacer la presentación global del contenido de las Jornadas. Recordó que el camino del hombre a Dios es precedido por otro movimiento, el de Dios revelándose al hombre. Afirmó que “Dios se ha convertido en un extraño para nuestra cultura, e incluso para los propios creyentes, que ya no se sienten seguros ni siquiera en sus mismos ritos sacramentales donde parecía no haber resquicio de duda de la densidad de su presencia en días no muy lejanos”.

El sacerdote zamorano también señaló que “si antes la adjetivación peyorativa de nuestra sociedad para un hombre en referencia a este tema era la denominación de ‘descreído’, hoy ésta ha pasado a ser la de ‘crédulo’”. Por eso, “a nosotros los creyentes nos toca hoy justificarnos ante el mundo que nos ve sólo como crédulos”, además de “dar razones a nuestra propia libertad creyente, dar sentido a la humanidad que se busca en nosotros a la altura de su verdad en este tiempo concreto que nos toca vivir”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).