Benedicto XVI: obispos, sean maestros y testigos

El obispo tiene grandes responsabilidades pero sobre todo debe
ser un maestro y un testigo de la cercanía con Cristo, encomendándose confiado a la obra del Espíritu Santo que lo guía. Lo ha subrayado el Papa en el discurso a los obispos recientemente nombrados, reunidos para un curso de la Congregación para los Obispos. El obispo, dijo el Papa, está llamado a ser fuerte y decidido, justo y sereno para un discernimiento sabio de las personas, de las realidades y los acontecimientos, requerido por su tarea la de ser padre, hermano y amigo en el camino cristiano y humano. Se trata de una profunda perspectiva de fe y no simplemente humana, administrativa o de forma sociológica en la cual se coloca el ministerio del obispo, el cual no es un mero gobernante, o un burócrata, o un simple moderador y organizador de la vida diocesana. Son la paternidad y la fraternidad en Cristo que dan al obispo la capacidad de crear un clima de confianza, de acogida, de afecto y también de franqueza y de justicia.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39220 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).