2.200 jóvenes de Madrid peregrinan a Santiago de Compostela

La catedral de Lugo acogió la celebración de la eucaristía con la que 2.200 jóvenes madrileños dieron comienzo a su peregrinación a Santiago de Compostela dentro del Año Santo. La eucaristía estuvo presidida por el Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, y fue concelebrada por el obispo de Lugo, Mons. Alfonso Carrasco, y el Delegado de Infancia y Juventud de la Archidiócesis, Gregorio Roldán. En su homilía, el Cardenal explicó el sentido de la peregrinación «que es llegar a un lugar donde se guarda la memoria de un Apóstol”, y añadió: “Los que somos de aquí no tenemos la menor duda de que quién está y reposa en el arca de plata debajo de la Catedral Mayor de Santiago son los restos de Santiago el Mayor, por muchísimas razones: de la mejor tradición, pero también razones de historia científica avalan y refuerzan esta verdad. En cualquier caso, la memoria de Santiago se conserva”. En sus palabras, Mons. Rouco habló también de la importancia de la oración y de la “Eucaristía, que es la oración de las oraciones. No oramos sólo nosotros: ora el señor, y nosotros nos sumamos a esa oración. Es una plegaria de misericordia, de alabanza, de acción de gracias, de abrir el corazón. En la Cruz, Cristo se dejó abrir el corazón no sólo de forma física, sino más honda: a través de su corazón se derrama el amor de Dios. Y ese momento de la vida de Jesús -de alabanza, de amor por los hombres- se repite siempre cuando celebramos la Eucaristía. Por lo tanto, la mejor forma de orar es la Eucaristía”.
Santiago “fue un apóstol que, junto con su hermano Juan, siguió a Jesús, fue su amigo, estuvo muy cerca, se le apareció Jesús Resucitado, y fue enviado a predicar el Evangelio por todo el mundo, y llegó hasta el extremo del mundo conocido entonces. Y nos trajo el Evangelio. Vais a peregrinar a un lugar en el que reposan sus restos, donde se guarda la memoria del primer evangelizador de España. Nos ha traído la noticia de Cristo: el don más valioso que podía darnos alguien a lo largo de la historia, y de la historia personal, de la vida de cada uno de nosotros. Y lo hacemos porque tenemos la certeza de que nos va a ser más fácil renovar nuestra fe, y renovando nuestra fe encontrarnos con el Señor”. Y es que “la fe no es una especie de fórmula subjetiva, personal. Tiene que ver con lo más íntimo de uno mismo, con el reconocimiento de Dios y con el conocimiento de Cristo. El Dios que nos quiere salvar, que nos ama, que nos quiere perdonar, que quiere que nuestra vida tenga plenitud de eternidad. Y nos permite vivirla con esperanza, con gozo, con alegría, con el esfuerzo permanente de superación, como elemento de triunfo sobre el pecado”.

“Vais a peregrinar a Santiago para encontraros con esto. Y el día que lleguemos estaréis renovados. Vais a estar físicamente cansados, psicológicamente gozosos, espiritualmente nuevos. Después, vais a volver a casa, a vuestros estudios, familias, parroquias, grupos, con el alma henchida de gozo y dispuestos a prepararos para la JMJ. Y llegaréis firmes en la Fe en Jesucristo. Porque os habréis edificado y arraigado a lo largo de estos días de peregrinación desde Asturias hasta Santiago de Compostela”. “Cuando diviséis la torre de la Catedral de Santiago saltaréis de gozo, y haréis como todos los peregrinos cuando legan allí: llorar por haberlo conseguido y también porque vuestros fallos, vuestras debilidades, vuestros pecados han quedado atrás, a través de la penitencia, de la oración personal y de las Eucaristías. Y espiritualmente os sentiréis renovados, nuevos, para el curso que se prepara lleno de compromisos, de actividades, con un objetivo: ganar la vida de las almas y de los jóvenes para Cristo”. Y es que “ganar las almas de los jóvenes de Madrid para Cristo, ganar las almas de los jóvenes de España para Cristo, ganar las almas de los jóvenes de Europa para Cristo: ese es nuestro propósito para el año que viene, y la gran intención del Santo Padre para la JMJ del año que viene”.

Concluyó pidiendo a la Virgen -que en Lugo se invoca bajo la advocación de Virgen de los Ojos Grandes- “que nos acompañe durante toda la peregrinación, como Santiago Apóstol. Que, imitándole a él, lleguemos a Santiago. Y que la lluvia de gracias del Señor se derrame sobre nosotros”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).