Campus veraniego en la parroquia latina de Ramallah

Alrededor de 130 jóvenes palestinos de distintos institutos y edades, guiados por un grupo de animadores, están dando vida al campamento organizado por la parroquia latina de Ramallah. Danza, música, canto, una clase de matemáticas, una de ciencias y una de desarrollo de la lógica del pensamiento, convierten el campus de verano en una ocasión de encuentro y aprendizaje única para los niños que lo animan.

Este año los organizadores han querido bautizar de nuevo las actividades de verano, con el nombre de Sagrada Familia, el mismo de la parroquia organizadora.

“Hay dos profesores para los pequeños y los grandes que llevan a cabo actividades artísticas y trabajos manuales, de modo que puedan desarrollar sus talentos”.

Un momento de diversión pero también una ocasión para cultivar y educar el talento de los muchachos fuera del marco escolar.

“Estoy aprovechando las clases de lógica y matemáticas para aprender nuevas didácticas. Y también aprendo a tratar mejor a los demás”.

Los cursos de verano, además, ofrecen sesiones de trabajo manual, donde los jóvenes realizan objetos en cerámica o diseños manuales. Para el sacerdote Aktham, el campo de verano es también un momento de enriquecimiento espiritual.

“Hemos escogido el tema de la alegría, la paz y el amor en el campamento de la Sagrada Familia porque nuestras familias y niños no conocen el verdadero significado de la paz interior y de la caridad. Porque existe el gozo en las sonrisas pero no el que nace de su vida. Comienzan el día con una narración significativa, con un mensaje educativo y espiritual a través de un cuento de 8 capítulos que intenta ayudar a la juventud a descubrir el significado de su vida; ¿quién soy yo?, ¿quién soy como cristiano y como ser viviente?”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37591 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).