El Papa recuerda que la lógica de Cristo es la de la caridad e invita a no olvidar en vacaciones a los que sufren

El Santo Padre Benedicto XVI se encuentra pasando un periodo de descanso en la localidad cercana a Roma de Castel Gandolfo, desde allí ha dirigido el rezo del Ángelus de este domingo en el que recordamos la figura de san Benito de Nursia.

En su alocución previa al rezo mariano, el Papa ha analizado, según ha difundido Radio Vaticano, el significado del Evangelio de hoy en el que se narra la parábola del buen samaritano, que indica que depende de cada uno de nosotros estar “próximos” a quien tenga necesidad de ayuda. “El Samaritano –ha explicado el Pontífice- se hace cargo de la situación de un desconocido que ha sido abandonado medio muerto por la calle; mientras un sacerdote y un levita han pasado de largo”. “Por lo tanto la parábola, nos induce a transformar nuestra mentalidad según la lógica de Cristo, que es la lógica de la caridad: Dios es amor, y rendirle culto significa servir a los hermanos con amor sincero y generoso”.

Benedicto XVI ha señalado que esta narración ofrece la medida de la “universalidad del amor que se dirige hacia el necesitado encontrado por casualidad, sea quien sea” (Enc. Deus caristas est, 25). En este sentido el Santo Padre ha señalado que “el programa del cristiano, siguiendo la enseñanza de Jesús, es ‘un corazón que ve’ dónde hay necesidad de amor, y actúa de manera consecuente”.

El Papa ha finalizado su alocución previa al rezo mariano del Ángelus recordando –entre grandes aplausos- la figura de san Benito de Nursia, patrono de su pontificado y padre y legislador del monaquismo occidental. El Papa Pablo VI proclamó a san Benito patrono de Europa el 24 de octubre de 1964, reconociendo la obra maravillosa desarrollada para la formación de la civilización europea.

“Confiamos a la Virgen María –ha concluido diciendo el Pontífice- nuestro camino de fe y, en particular, este periodo de vacaciones, para que nuestros corazones no pierdan nunca de vista la Palabra de Dios y a los hermanos en dificultad”. Y tras el rezo mariano del Ángelus y el responso por los fieles difuntos, Benedicto XVI ha saludado en diferentes idiomas a todos los fieles presentes. Éstas han sido sus palabras en español tras las cuales un grupo de religiosas han cantado al Papa. “Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, presentes en esta oración mariana, en particular a los fieles de la Cofradía de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca. En la parábola del Buen Samaritano, proclamada este domingo, Jesús subraya la importancia primordial del mandamiento del amor y nos invita a practicar la misericordia con nuestro prójimo. Por intercesión de la Santísima Virgen María, supliquemos la gracia de tener los mismos sentimientos del corazón de Cristo y de peregrinar por esta vida haciendo el bien. Muchas gracias y feliz domingo”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37592 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).