Preparemos la visita del Santo Padre

PALABRA Y VIDA

Preparemos la visita del Santo Padre

La próxima visita del Santo Padre a Barcelona para consagrar el Templo de la Sagrada Familia ha de ayudarnos a todos a tener una mayor conciencia de nuestra comunión afectiva y efectiva con el sucesor de Pedro, que ocupa en la Iglesia el valioso servicio de confirmar a sus hermanos en la fe y fortalecer la comunión entre todas las Iglesias locales.
Esta preparación ha de tener sobre todo una dimensión espiritual, pero tiene también un aspecto organizativo que pide el esfuerzo y la colaboración de todos.
La preparación espiritual ha de centrarse ante todo en la vivencia de nuestra fe cristiana. En su reciente viaje a Portugal, Benedicto XVI insistió en la que es una de las líneas directivas de su pontificado: «En nuestro tiempo, en el que la fe en grandes regiones corre el peligro de apagarse como una llama que ya no recibe alimento, la primera de todas las prioridades consiste en hacer presente a Dios en este mundo y en abrir a los hombres el acceso a Dios».
Con la confirmación en la fe, la visita del Santo Padre comportará sin duda una invitación a hacer más viva la presencia de los cristianos, en especial de los cristianos laicos, en todos los ámbitos de la sociedad de hoy, desde la economía y la política, hasta la cultura y el arte. La figura de Gaudí es, en este sentido, muy ejemplar. Esta fe que el Papa viene a estimular, no ha de quedar recluida en el interior de las conciencias o en el interior de los templos, sino que ha de ser fermento en medio de la sociedad. Un fermento que no dudamos proponer y pedir ya que creemos que será un fermento beneficioso para todos, si está inspirado en los criterios y en los medios evangélicos.
Este segundo aspecto se halla muy presente en las preocupaciones del Santo Padre. Él quiso que la reciente asamblea del Pontificio Consejo para los Laicos, en la que participé como miembro de este organismo, estuviera dedicada a esta cuestión. Y en su reciente viaje a Chipre, al llegar al aeropuerto de Paphos, el Papa sintetizó el objetivo de su viaje a la isla con estas palabras: «Vengo como peregrino, siguiendo los pasos de nuestros padres comunes en la fe, los santos Pablo y Bernabé, para saludar a los católicos de Chipre, para confirmarlos en la fe y animarlos a ser cristianos y ciudadanos ejemplares, a fin de que cumplan adecuadamente su papel en la sociedad».
Como herramientas para la ambientación y la preparación espiritual de la visita, la diócesis de Barcelona ha editado un cartel con el lema: «Con el Santo Padre en la Sagrada Familia», y un opúsculo que contiene unas reflexiones que se proponen a los grupos de cristianos que preparan este acontecimiento, que sobre todo es un acontecimiento cristiano y de carácter religioso. Como homenaje a Benedicto XVI, parte importante de esta publicación, editada en catalán y en castellano, incluye las catequesis que él dedicó al apóstol San Pedro y a su misión en la Iglesia a lo largo de diversas audiencias generales del año 2006.
La próxima visita del Santo Padre a Barcelona tendrá, sin duda, una repercusión internacional. También dará a conocer la figura de Gaudí, no sólo como un arquitecto genial, sino también como un cristiano que vivió intensamente su vida cristiana y que puede ser imitado especialmente por los lacios cristianos. El Papa dedicará el Templo de la Sagrada Familia que es un auténtico icono de las familias cristianas y de la familia de Dios y de los pueblos del mundo. Este acontecimiento que viviremos el día 7 de noviembre abrirá nuestros corazones a la catolicidad de la Iglesia y a la familia universal de la humanidad.

+ Lluís Martínez Sistach

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).