Misioneros en Betania

Detrás del Monte de los Olivos, en la parte este de Jerusalén, se encuentra el pueblo de Betania. Lugar conocido a través de los relatos evangélicos, el cual Jesús visitaba a menudo para estar con Marta, María y Lázaro y de quienes recibía hopitalidad y amistad. Hoy, la evangélica Betania está habitada principalmente por musulmanes y su nombre ha cambiado por Al Azarya. Está cerca y, a la vez, lejos de Jerusalén porque está separada por un largo y potente muro.

El muro separa el país incluso del Instituto de las monjas misioneras combonianas, presentes aquí desde 1966.

La primera actividad de ayuda por parte del Instituto ha sido la guardería para los niños del pueblo, que es hasta ahora la principal. Pero la casa está abierta también a grupos locales para conferencias y encuentros e incluso para algún grupo de peregrinos que desea conocer la experiencia misionera de las combonianas.

En estos meses en la casa provincial se llevó a cabo un curso bíblico de formación titulado “En la tierra de Jesús con el pueblo de la Alianza”.

“Ha sido interesante porque hemos hecho un excursus desde Abraham, desde la Alianza con Moisés en Tierra Santa, Alianza actual de Dios con su Iglesia, con su pueblo, con la humanidad para la construcción de un mundo mejor. Y esto nos ayuda a estimular nuestra misión”.

Uno de los objetivos del curso de formación fue ofrecer la ocasión de detenerse y orar en los lugares en donde vivió y evangelizó Jesús. Una pausa necesaria para misioneros comprometidos, desde hace años, en llevar al mundo el amor que surgió, precisamente, de esta tierra.

“Es un curso que la congregación ofrece y es de algunos meses y es una recuperación espiritual y un descanso después de 15 o 20 años de misión. Por lo tanto, aquí, de verdad, se vuelve un reposo sabático, se vuelve un renovarse en el seguimiento con el Señor Jesús y entonces, se retoma el vigor para trabajar mejor en la misión”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).