Mons. José Sánchez reflexiona en su carta sobre el amor eclesial al Papa


“Día del Papa”

En el domingo, 27 de Junio, por ser el más próximo a la Fiesta de San Pedro y San Pablo, celebramos también en toda la Iglesia el Día del Papa.
Por voluntad expresa del Señor, al fundar su Iglesia, escogió como sus más inmediatos colaboradores a los Doce, en recuerdo de las doce Tribus del antiguo pueblo de Dios, Israel. A estos Doce los llamó para que estuvieran con Él, recibieran la instrucción adecuada, fueran testigos de su Vida, Muerte y Resurrección y los envió a proclamar el Evangelio, a ser sus testigos y a colaborar, con la acción del Espíritu Santo, que les envió, en la construcción de su Iglesia sobre la base del fe en el Señor y el servicio al mundo entero. Entre ellos designó a Simón, a quien puso el nombre de Pedro, como el primero del grupo de los Doce, representando al Señor como Cabeza visible de su Iglesia.

En una tradición ininterrumpida el Papa y los Obispos seguimos ejerciendo el mismo ministerio que el Señor encomendó a Pedro y a los Doce en el triple servicio, en nombre del Señor, al Culto a la Palabra y a la Comunidad. Servicio sagrada y sagrada misión, que nos supera y para la que necesitamos siempre la ayuda del Señor y la oración de la Iglesia.

Especialmente delicada y de la máxima responsabilidad es la misión del Papa, como Pastor de toda la Iglesia y, si siempre su ministerio, como el del mismo Señor va acompañado de la contradicción y de la cruz, hay momentos, uno es el que ha vivido el actual Papa Benedicto XVI, que ofrecen una mayor dificultad y constituyen una verdadera tribulación. Por eso es tanto mayor necesario en este momento manifestar nuestro afecto, nuestra leal adhesión a la persona y a las enseñanzas del Papa, acrecentar nuestra oración por él y por su ministerio y ayudarle económicamente para que pueda llevar a cabo su sagrada misión y ayudar a tantas personas que acuden con confianza a él.

Hemos de dar gracias a Dios, especialmente en este día por el regalo que ha hecho a la Iglesia y a la humanidad entera en la persona del actual Papa Benedicto XVI. Dios lo ha dotado de una inteligencia privilegiada, posee una extraordinaria formación en las ciencia sagradas y en la cultura en general, como acreditó en sus largos años como profesor de Teología y en su actual enseñanza constante, en la que manifiesta , además, una gran claridad y sencillez. Es admirable, además, su capacidad de trabajo y su entrega total al servicio de la Iglesia, su sensibilidad con las personas que sufren y su valentía en afrontar los serios problemas que últimamente han afectado a la Iglesia. Vive la tensión del empeño por la unidad de los cristianos, por el diálogo y por la paz. En su servicio a la justicia, brilla también su actitud misericordiosa y reconciliadora.

Por todo esto damos gracias a Dios y le pedimos siga alentando con su Espíritu la persona y el ministerio del Santo Padre, al que reiteramos nuestro afecto, nuestra adhesión y nuestra obediencia filial y al que nos comprometemos a ayudar generosamente con nuestra limosna en este Día del Papa, colaborando así con él el ejercicio de su sagrado ministerio y en la atención de numerosas peticiones de ayuda que le llegan del mundo entero.

Os saluda y bendice vuestro Obispo,

+ José Sánchez González
Obispo de Sigüenza-Guadalajara

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37591 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).