Con los ojos de la mente y el corazón

Este tipo de habilidad puede parecer sencillo para cualquier niño, pero no para un niño con discapacidad visual. El espectáculo de equilibrio y otras actividades como la puesta en escena de la narración de Caperucita Roja formaron parte del Festival de las Artes y Deportes de la Escuela Helen Keller, un centro de rehabilitación para niños con discapacidad visual, parcial o completa que se encuentra en el barrio Beit Hanina de Jerusalén. Cuenta con aproximadamente 70 alumnos, casi todos hijos de árabes musulmanes, pero dentro del equipo hay también profesores y voluntarios cristianos.

Rimaz Kasabre, de entre todas las madres es la única cristiana. La escuela – nos cuenta – ofrece educación tradicional además de muchas otras actividades y esto le da confianza. Su hijo tiene muchas ideas nuevas y en este lugar, él y sus pequeños compañeros han tenido la posibilidad de mostrar sus capacidades, a pesar de todas las dificultades. Fueron los mismos niños quienes decoraron el espacio para poder recibir invitados: padres y benefactores. Los diseños muestran que han sido hechos por quien ve poco o nada, pero logra dar color a las propias percepciones.

Ellos, ciertamente, son distintos de los demás porque son invidentes o casi – explica Mayson, una maestra de la escuela – pero poseen increíbles habilidades y pueden sorprender. La escuela Helen Keller tiene una larga historia para contar, pues ha enfrentado los difíciles periodos de la guerra en Jordania, pero nunca cerró, gracias a la ayuda de instituciones y de mucha gente de buena voluntad. Esta escuela superó las barreras y cambió la concepción de la discapacidad, particularmente la que respecta a la ceguera, ayudando a superar muchos prejuicios.

“La intención es convencer al pueblo y a las personas con responsabilidad del gobierno que en esta escuela los muchachos son guiados de acuerdo a los derechos humanos y tienen una vida digna. Es necesario cambiar la mentalidad, de acuerdo a la cual las personas que tienen necesidades especiales son incapaces o improductivas”.

Hellen Keller (por quien lleva el nombre la escuela) fue la célebre escritora estadounidense ciega que se volvió famosa por el trabajo desarrollado a favor de las personas con discapacidades sensoriales. Aquí en Tierra Santa fue promotora del método de esta escuela, que hoy se ha ganado el respeto y la credibilidad por parte de la comunidad.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39187 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).