Miles de sacerdotes, entre ellos muchos españoles, se encuentran en Roma para renovar sus compromisos ante el Papa en la clausura del Año Sacerdotal


LOS SACERDOTES MUESTRAN SU AMOR Y ADHESIÓN AL PAPA BENEDICTO XVI

Unos 15 mil sacerdotes de casi 100 países tomarán parte en Roma mañana jueves y el viernes en el Encuentro internacional que clausurará el Año Sacerdotal convocado por Benedicto XVI en el 150 aniversario de la muerte de de San Juan María Vianney. Mañana al atardecer, los sacerdotes se reunirán en la plaza de san Pedro con el Santo Padre en una Vigilia de oración que se desarrollará en dos tiempos. De 8 y media a nueve y media la ceremonia correrá a cargo de la Congregación para el Clero y a partir de las 9 y media la presidirá el Santo Padre.
Tras la llegada de Benedicto XVI, el cardenal Claudio Humes, prefecto de la Congregación para el clero, saludará al Pontífice. Luego, proseguirá el saludo litúrgico del Santo Padre y la lectura de una página evangélica. Acto seguido 5 sacerdotes preguntarán al Pontífice sobre diversas cuestiones relacionadas con el Año Sacerdotal a los que responderá el Papa.
Tas el canto del Padre Nuestro, comenzará la procesión con el Santísimo Sacramento. Después de la exposición, seguirá un momento de adoración silenciosa ante el mismo. Benedicto XVI recitará la oración del Año sacerdotal. Y tras el canto del Tantum ergo y la bendición eucarística concluirá esta Vigilia cantando a la Madre de Dios la Salve Regina.
El viernes, a las diez de la mañana, el Pontífice presidirá la celebración eucarística con el mayor número de concelebrantes jamás reunidos en Roma. Una misa solemne en la cual proclamará al Cura de Ars patrono de los sacerdotes. El rito prevé algunas particularidades con motivo de esta extraordinaria circunstancia.
El rito de la aspersión con el agua bendita como acto penitencial. Cuatro cardenales concelebrantes se unirán al Santo Padre para asperjar a la asamblea. Se ha pensado en este rito considerando la solemnidad del Sagrado Corazón y en referencia a la sangre y al agua que brotaron del Corazón del Señor para la salvación del mundo y también para retomar el tema de la purificación, sobre el cual el Papa en diversas circunstancias ha aludido recientemente.
Después de la homilía de Benedicto XVI, los sacerdotes renovarán las promesas sacerdotales como en el día de Jueves Santo en la misa crismal. El cáliz que usará el Su Santidad Benedicto XVI será el del Santo Cura de Ars, que se ha conservado en su parroquia. Al final de la celebración y antes de la bendición, Benedicto XVI renovará el acto de la entrega y consagración de los sacerdotes a la Santísima Virgen, según la fórmula usada con ocasión de la reciente peregrinación a Fátima.
Este acto tendrá lugar delante mismo de la imagen original de Maria “Salus Populi Romani” que se venera en la Basílica Papal de Santa María La Mayor, con motivo del significado particular que esta imagen tiene para Roma. Un gran tapiz con la imagen de san Juan Maria Vianney se colocará en el balcón central de la basílica vaticana como centro del año sacerdotal y en esta ocasión será proclamado por Benedicto XVI patrono de todos los sacerdotes.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39185 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).