Consagraron al tercer obispo palestino de la historia

Con un largo y caluroso aplauso fue saludado el reciente obispo William Hanna Shomali, que tras ser nombrado Obispo Auxiliar de Jerusalén el 31 de marzo por el Santo Padre, recibió este 27 de mayo la consagración episcopal de manos del arzobispo Fouad Twal, Patriarca Latino de Jerusalén, en la Basílica de Santa Catalina en Belén.

La gran estima y profundo afecto por el nuevo obispo, conocido hasta ahora como “abuna William”, se manifestó también a través de las numerosas participaciones del clero y el pueblo: 16 obispos, más de 100 sacerdotes y al menos 1600 personas …Asimismo, estuvieron representantes pertenecientes a las iglesias de otras confesiones cristianas y autoridades civiles, alcaldes y cónsules …. Sin tener en cuenta las personas que siguieron la celebración a través de las directas televisivas, deTelelumiere y Telepace, realizada por el Franciscan Media Center.

El obispo Shomali, de 60 años, fue párroco en Jordania, Rector del Seminario de Jerusalén y Administrador General del Patriarcado Latino. Convertido ahora en el tercer obispo palestino de la historia, que ha elegido como lema “pidan la paz para Jerusalén”, tendrá a su cargo apoyar a monseñor Twal en el cuidado de la diócesis de Jerusalén, que abarca tres países (Israel, Jordania y Chipre), además de los territorios palestinos.

Los momentos solemnes de la ceremonia como la invocación de los santos, la oración de la consagración, la investidura con anillo, la mitra y la pastoral suscitaron profunda y sincera emoción. El obispo Twal en su homilía remarcó que el valor del episcopado “no es una clase social superior”, a la cual estarían relacionados algunos “privilegios”, sino un ministerio, un servicio y una gran responsabilidad donde la incomprensión, el rechazo y la persecución abunda de diferentes formas. El obispo tiene la responsabilidad de anunciar el Evangelio y de velar por el rebaño que se le ha confiado.

“Querido Sayyedna William, – continuó el Patriarca – en nuestro Patriarcado está la “puerta estrecha”, que se menciona en el Evangelio, la Vía Dolorosa, así como los muros de separación de cada tipo. Tú estás al servicio de esta querida patria, donde la gran la mayoría de los ciudadanos cristianos han partido lamentablemente, abandonando sin querer los sitios más santos de nuestra redención …”.

Fueron conmovedoras las palabras de agradecimiento del obispo recién consagrado: “Mi alma glorifica al Señor – dijo – las mismas palabras del canto de María resuenan hoy en mi corazón, en este día especial y con este público especial. El Señor ha hecho maravillas, a pesar de mi debilidad. Soy sólo una guitarra en las manos de un gran músico …”.

Hubo también conmoción y gratitud en las breves palabras que monseñor William Hanna Shomali, Obispo Auxiliar de Jerusalén dijo en el micrófono, al final de la celebración: “¡Agradezco al Señor, al Santo Padre, al Patriarca y a todos los que estuvieron presentes hoy aquí…cuento con su colaboración en el futuro…gracias!”

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37591 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).