Benedicto XVI: seamos responsables del anuncio

Aquí me tienes como un hijo que viene a visitar a su madre en compañía de una multitud de hermanos y hermanas para presentarle a tu corazón inmaculado las alegrías y esperanzas, así como los problemas y sufrimientos de cada uno de estos hijos e hijas tuyas. Estas son algunas de las palabras de la oración elevada por el Papa a María en la Capilla de las Apariciones en el Santuario de Nuestra Señora de Fátima. Benedicto XVI se arrodilló frente a la imagen de la Virgen y le ofreció una Rosa de Oro. En la tarde el Papa, frente a una multitud de fieles, bendijo las antorchas y rezó el rosario. Anteriormente, en la homilía de las vísperas con los sacerdotes, religiosos y laicos comprometidos, en Fátima en la Iglesia de la Santísima Trinidad, Benedicto XVI había subrayado que es muy necesario un testimonio de radicalidad evangélica. Sería un contrasentido, dijo, conformarse con una vida mediocre, vivida bajo el signo de una ética minimalista y de una religiosidad superficial. Muchos de nuestros hermanos, agregó, viven como si no existiera un más allá, sin preocuparse de su salvación eterna. Los hombres están llamados a adherirse a la consciencia y al amor de Dios y la Iglesia tiene la misión de ayudarlos en esta vocación. Sabemos bien que Dios es dueño de sus dones; y la conversión de los hombres es gracia. Pero somos responsables del anuncio de la fe, de la totalidad de la fe y sus exigencias.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37591 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).