Mons. José Sánchez: “La Iglesia necesita a los medios para cumplir su misión de anunciar el Evangelio al mundo”


Carta con motivo de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales

Queridos diocesanos:
En la Solemnidad de la Ascensión del Señor, que se celebra este año el próximo domingo, 16 de Mayo, se celebra también, desde el Concilio Vaticano II, la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales. La Iglesia, que valora muy positivamente los medios de comunicación, porque, además, los necesita para cumplir su misión de anunciar el Evangelio al mundo entero, establece esta jornada para invitarnos a tomar con gran interés los medios de comunicación, a utilizarlos debidamente, a orar por los profesionales de la comunicación y a apoyar económicamente los medios que colaboran a la correcta información, a la ordenada formación, al diálogo sincero y respetuoso, al sano entretenimiento y a la evangelización.

En la Jornada de este año, el Santo Padre Benedicto XVI nos exhorta encarecidamente a los cristianos, muy especialmente a los sacerdotes, a entrar sin miedo en el mundo digital y utilizarlo acertadamente para la pastoral, como medios modernos y cada vez más extendidos, para hacer llegar la palabra de Dios a todos los hombres y mujeres de nuestro mundo globalizado.

Los jóvenes de hoy y, con ellos, los sacerdotes más jóvenes han crecido familiarizados con el uso de los modernos medios de comunicación, como son los medios audiovisuales (foto, video, blogs, sitios web…) o lo que se define como “mundo digital”. Pero la llamada a entrar en estos medios, al menos con un conocimiento elemental, es para todos, pues se han hecho imprescindibles para llegar a determinados ambientes y a muchas personas, sobre todo jóvenes, que usan preferentemente y a veces en exclusiva estos medios. Tampoco se trata de que todos seamos especialistas en el manejo de estos modernos medios; pero, en el trabajo pastoral de una diócesis, de una parroquia, de un grupo, se hace imprescindible que alguien tenga los conocimientos adecuados para el uso eficaz de estos poderosos, útiles y necesarios instrumentos.

Hemos de ser conscientes de que, como en todos los medios humanos, no todo vale, pues, como toda actividad humana, también el uso de los medios de comunicación – en los ya clásicos, como prensa, radio, teléfono, cine, televisión, y en los más modernos, como vídeo, ordenador, Internet, móvil…- ha de estar regulado por la ética. Los medios han de conducir a su fin y nunca el medio puede convertirse en el fin, o absorber la vida como algo absoluto, o crear adicción.

En la estrecha relación e interdependencia entre los nuevos medios de comunicación social y la palabra de Dios, es cierto que el anuncio del Evangelio necesita de estos medios. Pero no podemos olvidar que lo más importante es la palabra y el espíritu que anima esa palabra y al que la pronuncia o proclama.

No basta, aunque sea útil y necesario, conocer y usar los medios de comunicación; más importante e imprescindible es tener algo que comunicar y responder con la vida como testigos al mensaje que anunciamos. De ahí la necesidad que tenemos los sacerdotes, los comunicadores cristianos y todos los cristianos, en general, de conocer la palabra de Dios, el Evangelio que anunciamos, y de vivirlo nosotros primero.

En definitiva, anunciamos y hemos de anunciar siempre a Jesucristo. Que en Él “Dios está cerca, que en Cristo todos nos pertenecemos mutuamente” (Benedicto XVI, Mensaje, 2010) De ahí la necesidad del estudio y de la formación permanente, de la oración y de la contemplación, del cultivo de la palabra de Dios, de la vida espiritual de los comunicadores cristianos; todo ello más importante y previo al buen manejo de los modernos medios de comunicación social, por muy útiles y necesarios que los consideremos, pues lo son.

El Papa y los Obispos de la Comisión de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española nos animan a “entrar mar adentro”, a lanzarnos a “navegar” en este mar revuelto, pero fascinante de los modernos medios de comunicación, en el mundo digital, para utilizar los medios al servicio de la palabra de Dios, del Evangelio, de la tarea pastoral, para mayor gloria de Dios y mejor servicio a la humanidad, para las nobles causas de la fe, de la verdad, de la libertad, de la justicia, de la solidaridad, de la paz.

Os saluda y bendice vuestro Obispo,
+ José Sánchez González
Obispoo de Sigüenza-Guadalajara

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37591 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).