No hay caridad sin vivir en Cristo

Durante la audiencia General celebrada en la Plaza de San Pedro, Benedicto XVI presentó hoy ante más de 16.000 fieles las figuras de los dos sacerdotes santos relacionados con la ciudad de Turín, que visitará este domingo: San Leonardo Murialdo y San Giuseppe Benedetto Cottolengo, sacerdotes del siglo XIX.

San Leonardo Murialdo y san Giuseppe Benedetto Cottolengo, sacerdotes del siglo XIX, “han vivido su ministerio con el don total de la vida a los más pobres, a los más necesitados, a los últimos, encontrando siempre la raíz profunda, la fuente inagotable de su acción en relación a Dios, recurriendo a su amor, con la profunda convicción que no es posible ejercitar la caridad sin vivir en Cristo y en la Iglesia”.

Benedicto XVI ha recordado como el núcleo central de la espiritualidad de san Murialdo, del que se cumplen 110 años de su muerte, fue la “convicción del amor misericordioso de Dios”, y que la ley de su sacerdocio fue “el amor de Dios y el amor a Dios”. De San Giuseppe Benedetto Cottolengo, que vivió 40 años antes de Murialdo, el Papa recordó la creación de la obra Pequeña Casa de la Divina Providencia, conocida como Cottolengo, una comunidad de personas en la que sanos y enfermos conviven con alegría el peso de la vida diaria, y que se definía siempre como el “obrero” de la Divina Providencia.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37933 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).