Los parados que acuden a los programas de empleo de Cáritas aumentan más del 40% en dos años


En dos años Cáritas ha doblado la atención que presta a los ciudadanos en comedores sociales y también a través de sus programas de empleo. En 2009, Cáritas atendió a casi 100 mil personas que buscaban trabajo, un 28% más que en 2008 y un 42% más que dos años antes. Así lo cuenta Paloma Fernández en Análisis Digital.
El perfil de quienes acuden a Cáritas buscando ayuda laboral al faltarle el sustento responde al de una mujer (61%), joven de entre 25 y 35 años (35,1%), inmigrante (74,7%) y con estudios básicos (72,7%), aunque el porcentaje de hombres que se han acercado a Cáritas en los dos últimos años ha aumentado en 12 puntos (del 27% al 39%), según explicó el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora, en rueda de prensa.
“La sociedad y al Iglesia tienen que continuar al lado de los excluidos -afirma el secretario-. Hemos trabajado con los colectivos más vulnerables, los más excluidos, hemos atendido a más de 95.500 personas y hemos logrado más de 14 mil inserciones laborales, perto también entendemos que esto es una gota de agua en el océano”. En concreto, han sido un total de 95.694 personas las atendidas por Cáritas en sus servicios de empleo durante 2009, y encontró trabajo a 14.576 parados.
Mora destacó que esta entidad cuenta con 21 empresas de economía social, 18 de ellas entidades de inserción, dos sociedades cooperativas y un centro especial de empleo, en las que trabajan de forma directa 479 personas.
Además, indicó que Cáritas continuó apostando por la formación para el empleo, con 895 acciones formativas en las que participaron 16.245 personas, a través de talleres y cursos. “En las personas con baja formación, estas acciones son importantes. No podemos separar la protección social del itinerario formativo”, recalcó.
Para desarrollar su Programa de Empleo, Cáritas Española destinó cerca de 24 millones de euros, de los cuales cinco millones procedieron del Programa Operativo de Lucha contra la Discriminación de la UE, que vencerá en 2013 y para el que Mora reclamó “su continuidad”.
En el capítulo de propuestas para las administraciones públicas, Mora destacó que deben dar prioridad al empleo juvenil, apoyar las cláusulas sociales en los programas de lucha contra el paro y mantener los programas de inclusión social para los colectivos más desfavorecidos.
El Delegado de Pastoral Obrera de la diócesis de Madrid, Juan Fernández de la Cueva, ha comentado a Análisis Digital que la actual crisis económica y de valores que estamos viviendo, ha hecho que Cáritas haya triplicado el número de atendidos.

Gran ayuda de Cáritas
La crisis y el alarmante aumento del paro están provocando que muchas personas, incluso familias enteras acudan a pedir ayuda a Cáritas quien está haciendo un gran esfuerzo para atender a las personas que pasan dificultades. Ante esta situación los comedores sociales de Cáritas estén repletos.
Estos comedores, acostumbrados hasta hace poco a recibir a personas sin techo, han observado un cambio importante en el perfil de los beneficiarios de estas ayudas. De hecho, cada vez más gente de clase media o incluso familias enteras lo visitan, debido al paro y a la grandes hipotecas, porque han visto la imposibilidad de mantener estos gastos.

La importancia de los voluntarios
El amor que ponen los voluntarios es muy necesario. En los comedores sociales de Cáritas, además de dar de comer a las personas que acuden a ellos, se les da cariño y comprensión.
Las personas que visitan los comedores están pasando por dificultades económicas, muchos de ellos son indigentes y sin techo, pero ahora, muchos otros también son jóvenes con familia, que han perdido su empleo y que no pueden hacer frente a todos los gastos que tienen. Todas estas personas, son aquí también escuchadas y tratadas con especial cariño.
El promedio de edad de las personas atendidas está entre 30 y 35 años y la situación laboral de los padres es de desocupados. Es una situación muy grave, con ingresos muy escasos y con hijos que tienen que alimentar. El 60% de quienes acuden son familias jóvenes, de 30 a 40 años, con dos o tres hijos en edad escolar que han formalizado una hipoteca a 30 ó 40 años y que ahora no pueden hacer frente a los pagos de la letra. Aproximadamente la mitad de ellos son inmigrantes, y la otra mitad, españoles.
La crisis ha ido cambiando estos últimos meses el perfil de quienes reciben la ayuda de Cáritas. A los comedores sociales acuden ahora muchas familias que nunca imaginaron que vivirían de la caridad. El desempleo aumenta, las hipotecas se han encarecido con el aumento de los tipos de interés, la inflación ha afectado los alimentos y también se paga más por la electricidad y el gas. La crisis afecta a la clase media española, familias que ahora se ponen en la fila de los comedores sociales tratando de aliviar su situación.
Hay personas relativamente jóvenes, bien vestidas, que tienen vivienda fija pero a las que el sueldo no les da para comer y otros con trabajos mal pagados que antes llegaban apretados a fin de mes, pero a los que ahora no les salen las cuentas. Todos aquellos que estén interesados en colaborar pueden llamar al siguiente teléfono: 915489580.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37591 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).