La Oficina de Prensa del Vaticano señala que “las denuncias contra la Santa Sede en EE.UU. por los casos de abusos no tienen fundamento”


Con motivo de la denuncia contra la Santa Sede que abogados de Estados Unidos, en nombre de una víctima de abuso sexual por parte de un sacerdote, han presentado en el Tribunal Federal de Milwaukee (EE.UU.), la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha remitido hoy, según informa Radio Vaticano, la declaración del abogado Jeffrey Lena, encargado de representar a la Santa Sede en Estados Unidos:
«En primer lugar, hay que manifestar compasión a las víctimas de los ctos delictivos cometidos por el padre Lawrence Murphy. Por haber abusado sexualmente de niños, Murphy ha violado tanto la ley como la confianza que sus víctimas habían depositado en él. Aunque las víctimas de abusos han presentado denuncias legítimas, en este caso no se trata de una de ellas. Al contrario, la denuncia supone un intento de utilizar los trágicos acontecimientos como una plataforma para realizar un ataque más amplio. Este último ataque pretende representar a la Iglesia Católica como si fuera una empresa multinacional».
«El caso contra la Santa Sede y sus representantes no tiene fundamento. La mayor parte del contenido de esta denuncia es una mezcla de viejas teorías ya rechazadas por tribunales de EE.UU. En cuanto a Murphy, la Santa Sede y sus representantes no sabían nada de sus crímenes hasta unas décadas después de que cometiera los abusos, y no tenían nada que ver con los daños sufridos por el demandante.
«Dado que no tiene ningún fundamento, la denuncia -con su rueda de prensa y los comunicados de rigor- es simplemente el intento más reciente de algunos abogados de EE.UU. de utilizar el proceso judicial como una herramienta para relacionarse con los medios de comunicación. Si es necesario, responderemos más claramente a esta denuncia en el tribunal y en el momento oportuno».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39286 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).