Cardenal Rouco: “El anuncio de Cristo resucitado es una realidad viva cuyos frutos los vemos en los jóvenes””

Frente a los problemas suscitados por la modernidad en la que el hombre se ha olvidado de las preguntas más profundas de su existencia, el cardenal Rouco Varela contrapuso ayer la pujanza de la vida contemplativa y de la realidad de los movimientos que se vive en la Iglesia. En este sentido, el cardenal arzobispo de Madrid, que participaba en un sugerente diálogo sobre “La Iglesia en España, tiempo de construir” en el marco del “EncuentroMadrid 2010”, se refirió a la necesidad del encuentro personal con Cristo resucitado. “Cuando no se vive esa experiencia, todo lo demás falla”, afirmó.
El cardenal, que fue acogido con una fuerte ovación por los numerosos asistentes al acto, fue presentado –y entrevistado- por el director general de contenidos de la Cadena Copa, José Luis Restán, que le invitó a que hablase sobre ese “tiempo de construir” que vive la Iglesia española. Monseñor Rouco aludió entonces a unas recientes visitas que ha realizado a diversos conventos de carmelitas donde cada vez hay más novicias que han decidido dedicar su vida a la oración y donde pudo comprobar la oleada de humanidad que se desprende de su dedicación contemplativa. Igualmente puso de relieve la pujanza de la vida parroquial en toda la geografía española y aconsejó a los creyentes que no tengan miedo a dejarse acompañar espiritualmente.
Preguntado por la vigencia de la orientaciones morales ante la situación en España, que la Conferencia Episcopal ofreció a la sociedad hace cuatro años, el cardenal consideró que seguían en pie las tres grandes tentaciones que afectan a los creyentes: la desesperanza, el enfrentamiento y el sometimiento. A ellas hay que añadir ahora la inseguridad que provoca la crisis económica y el paro, que están perturbando los valores básicos de la familia, es decir, la entrega y la ayuda mutua.
En este contexto hizo un recorrido por los avatares que ha vivido la Iglesia desde el Concilio a nuestros días para afirmar que la oleada de entusiasmo suscitada por Juan Pablo II sigue viva hoy: “El anuncio de Cristo resucitado es una realidad viva cuyos frutos los vemos en los jóvenes”. Asimismo, destacó que si bien en la vida ordinaria de la Iglesia parece haber menos asistentes a las celebraciones eucarísticas, también es cierto que hay más compromiso y que la piedad popular se hace cada vez más profunda y menos folklórica. Como resultado, ahí están las ONGs católicas, animadas por millares de voluntarios que se han entregado en la lucha contra la pobreza en un florecimiento visible de una humanidad que ha dado el “si” a Cristo.
Finalmente, monseñor Rouco expresó su entusiasmo ante la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Madrid el próximo año y que ofrecerá al mundo la oportunidad de vivir la dimensión testimonial de la fe para construir una nueva y definitiva humanidad, un mundo nuevo y una juventud nueva…. “El alma de los católicos madrileños saldrá a la luz esa Jornada para compartir la experiencia de Cristo con los peregrinos que llenarán la capital junto al Papa”..

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37933 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).