Recordando a Simón Cireneo

Entre las calles, todavía oscuras, de la ciudad antigua de Jerusalén,grupos de cristianos han llegado a un lugar muy particular, un cruce en pleno corazón del barrio musulmán. Se trata de la quinta estación del Vía Crucis: una capilla franciscana en la Calle de la Amargura.

“Desde hace más de un siglo, el recuerdo del encuentro con Jesús ha quedado impreso aquí de manera estable. Antiguamente, aquí se situaba una residencia franciscana. Sobre todo los cristianos orientales sienten mucho interés, diría veneración, por una piedra, que según una tradición que no podemos verificar, pero que es muy querida por el pueblo cristiano, tiene impresa una huella de la mano de Jesús mientras llevaba la cruz”.

Al igual que en todo lunes santo, entre las 6 y las 8 de la mañana, en esta pequeña capilla se celebra sucesivamente la misa en diferentes idiomas. Participan sobre todo cristianos, del lugar o extranjeros que viven en Jerusalén, pero no faltan grupos de peregrinos. Continuando con las peregrinaciones que los franciscanos realizan durante toda la Cuaresma, deteniéndose en los lugares de la Pasión de Jesús, se hace etapa aquí para celebrar un episodio ampliamente testimoniado por la tradición evangélica.

“San Lucas, quizá retocando ligeramente el texto de Marcos, dice que el Cireneo lleva la cruz siguiendo a Jesús. No se trata sólo de una obligación, sino que se convierte en discípulo que, como Jesús había enseñado, lleva su Cruz cada día tras el Señor…”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37816 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).