Jueves Santo: Eucaristía y caridad


Por José María Gil Tamayo /
Hoy es Jueves Santo, día de la institución de la Eucaristía y el mandamiento nuevo del amor fraterno.
¡Qué gran alegría y consuelo supone para los cristianos poder participar en la santa misa, memorial del Señor, muerto y resucitado, así como contar con la presencia silenciosa y amable de Jesús en nuestros sagrarios! Él es el verdadero alimento del creyente y allí está para acompañar nuestra soledad, para escuchar nuestra oración, reconfortar a nuestros enfermos, para ser a lo largo y ancho de nuestro mundo, en las iglesias monumentales y en los pequeños templos de las diminutas aldeas, verdaderamente “Enmanuel”, Dios-con-nosotros.
En el Jueves Santo agradecemos también la institución del sacerdocio ministeriasl por el que nos llega la Eucaristia y siempore es -junto al la fiiesta del Corpus Christi- una magnfortalecer la vivencia eucarística de los cristianos. Y que mejor forma de hacerlo que redescubriendo nuestra participación en la misa dominical en la que compartimos la mesa de la Palabra de Dios con la que iluminamos nuestra vida de cada día, y la mesa del Cuerpo del Señor que recibimos con fe. Se nos da como comida y se queda entre nosotros: en el sagrario Jesús está esperando nuestra compañía, nuestra visita agradecida, nuestra plegaria y adoración. El reconocimiento de su grandeza en la pequeñez más manifiesta. ¡Cuánta paz y sosiego se consigue orando ante Jesús en la Eucaristía! ¡Qué bien lo saben tantos hombres y mujeres, que pasan horas, arrancadas del sueño y después de una jornada de trabajo ante el Señor!
Si tienen oportunidad, como hacen tantas personas en esa costumbre tan nuestra de visitar los “monumentos”, hagan lo posible para encontrar un momento a lo largo de la tarde de este Jueves Santo y en la mañana del Viernes para acompañar a Jesús sacramentado. Pueden hacerlo en la iglesia más próxima a su domicilio, o el templo que se encuentran en uno de sus trayectos habituales. Adquieran esta costumbre cristiana para después hacerla en su vida ordinaria. Encuentre la oportunidad para realizarla después en su vida ordinaria al ir o volver del trabajo, o de la compra…ganarán en sosiego y en paz. Y, sobre todo el encuentro con Cristo en la Eucaristía llevará, si es auténtico, a la vivencia del amor fraterno.
Por eso mismo hoy celebramos también el día en que Jesús instituyó el mandamiento nuevo. Aquel que nos invita a amar….
Otra invitación, a encontrarse con Jesús, de esta forma no ya en los templos sino en las encrucijadas del sufrimiento y la pobreza, a servirle en los demás. Les invito a ello con la limosna, y, sobre todo con su personal colaboración, en tantos proyectos que lleva a cabo Cáritas en su parroquia, en su ciudad, sobre todo ahora en que tantas personas sufren de manera más dura la crisis económica.
Eucaristía y caridad. Una en la otra y nunca separadas. Siempre presencia de Cristo, presencia de Dios. ¡Queden con Él, amigos!

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37840 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).