La Oficina de Información de la Conferencia Episcopal espera que Tuenti rectifique y restituya la campaña pro-vida “Es un tú en ti”


La red social Tuenti ha decidido retirar de su ‘web’ la campaña por la vida que la Conferencia Episcopal Española había lanzado en distintas redes sociales, bajo el lema ‘Es tú en ti’, por que no le gusta el uso de la marca que se hace en ella. Ante ello, la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal, responsable de la mencionada campaña pro-vida, ha manifestado ayer a través de su director Isidro Catela que espera que Tuenti reconsidere su postura y admita en su web la campaña de la Conferencia Episcopal, en cumplimiento de lo pactado con los responsables de esta red social.
Por su parte, fuentes de la compañía han señalado no estar satisfechos al tiempo que recalcan que “se ha tratado a la Conferencia Episcopal Española como a cualquier anunciante”, mientras que la Oficina de Información de la CEE declara que la red social había dado el visto bueno a la campaña, poco antes de que comenzara.
La campaña adaptaba a un público juvenil los objetivos ya propuestos en otros ámbitos por la CEE de seguir dando voz a los que van a nacer, para defender su derecho a la vida y ofrecer apoyo real a las mujeres gestantes que se encuentren en dificultades. Para ello, había desarrollado un ‘emoticono’ original en favor de la vida de los que van a nacer y los caracteres que lo componían se asemejan al vientre de una madre y el rostro de un niño en su interior.
Derivado de este símbolo, se diseñó además una cara sonriente, que era la imagen central de la campaña. Dos caras, una mayor, la madre, y otra más pequeña, el hijo, que, según apuntó la Oficina de Información del Episcopado, expresaba de forma gráfica y positiva la emoción por una nueva vida humana, presente en el vientre de la madre, pero ahora a la red social parece que no le gusta el uso de la marca que se hace en ella.

Se espera que reconsidere su postura
Según el director de la Oficina de Información de la CEE, Isidro Catela, Tuenti había dado el visto bueno a la campaña, poco antes de que se iniciara. Durante un “brunch” informativo con motivo de la puesta en marcha de la modalidad juvenil de la Campaña por la Vida del Episcopado, Catela añadió que desde su oficina “han estado especialmente en contacto con Tuenti” y que la red social “había dado los vistos buenos parciales e incluso había cambiado la creatividad en dos ocasiones”.
“No puedo saber las razones de por qué la ha retirado, sin previo aviso y de forma unilatetal. Esperamos que Tuenti rectifique”, reconoció y apuntó que “de momento” la prioridad de la Conferencia Episcopal no es recurrir la decisión. “Nuestros objetivos son ahora seguir defendiendo la vida y prestando una ayuda real a las mujeres embarazadas en dificultad”.
Por otra parte, Catela repasó los datos de la campaña en sus primeras cuatro horas y se mostró satisfecho. Así, apuntó que en Facebook la página de esta iniciativa ya cuenta con 2.400 seguidores, mientras que las impresiones publicitarias en esta misma red social ascienden a 2,5 millones. Además, la microweb esuntuenti.com ha recibido unas 8.400 visitas.
Al margen de la modalidad juvenil, el director de la Oficina de Información de la CEE recalcó que la página conferenciaepiscopal.es/apoyoalavida -donde se ofrece un listado de asociaciones que ayudan a mujeres embarazadas- recibe unas 1.000 visitas diarias. En este sentido, Catela apuntó que si a través de este medio “tan sólo una mujer ha decidido seguir adelante con su embarazo, ya ha merecido la pena”.
Como una actividad más, la Conferencia Episcopal ha invitado a los usuarios de las redes sociales “a dar la cara por la vida” colocando en su imagen de perfil el logotipo de la campaña durante la Jornada por la Vida, que la Iglesia celebra mañana jueves, con ocasión de la fiesta de la Encarnación del Señor.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).