Declaraciones de Mons. Joan-Enric Vives con motivo de la concesión del título de arzobispo


Mis primeras palabras al ser promovido a la dignidad arzobispal son de gran agradecimiento al Santo Padre Benedicto XVI por esta distinción con la que honra a mi persona pero sobre todo a nuestra Diócesis de Urgell y al Principado de Andorra. Todo lo que honra al Pastor diocesano honra también a los miembros de toda la Iglesia Diocesana de Urgell y a las Autoridades y los ciudadanos del Principado de Andorra.
Estoy agradecido que este nombramiento se me conceda en la solemnidad por mí tan querida de San José, el esposo de la Santísima Virgen María y fiel custodio de Jesús, y en la jornada de oración por las vocaciones sacerdotales y por los seminaristas de todo el mundo, en este Año sacerdotal.

Creedme cuando os digo que yo interpreto el hecho de ser Arzobispo “a título personal” (“ad personam”) como un mayor compromiso hacia la entrega ya realizada de toda mi vida en manos de Jesucristo y al servicio de la Iglesia de Dios.
Me une más a la persona del Santo Padre, que es el fundamento visible de la unidad y de la comunión de toda la Iglesia Católica. Y me une a los demás hermanos Arzobispos y Obispos que formamos el Colegioi episcopal en la Iglesia Católica.
Será necesario que en adelante esté aún más dispuesto a una mayor entrega de amor pastoral a las personas que el Señor me ha confiado.
Nuestra Diócesis de Urgell agradece al Santo Padre su bondadosa benevolencia hacia nosotros, y esperamos no defraudarle en el anuncio del Evangelio de la Caridad en la Verdad.

En estos momentos rezamos unidos al Santo Padre Benedicto XVI por su persona, en esta fiesta de San José, onomástica familiar y bautismal del Santo Padre Joseph Ratzinger. Pedimos por todas sus intenciones y necesidades, y queremos acompañarle en sus sufrimientos y alegrías.

Tengo presentes con profundo agradecimiento a mis estrechos colaboradores, todos los sacerdotes, religiosos y laicos, tantas personas de la Diócesis, así como a las Autoridades, instituciones y ciudadanos del Principado de Andorra que han deseado esta distinción y que ahora se alegran porque el Santo Padre la ha concedido con paternal benevolencia.

Finalmente, quiero tener un recuerdo agradecido para mi antecesor el Sr. Arzobispo Joan Martí Alanis, recientemente fallecido, de quien tanto he aprendido y a quien tanto he amado, para que sea para mí guía e intercesor en el ministerio episcopal en Urgell.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).