El Papa a los luteranos de Roma: sólo Cristo puede donar la unidad

“Hemos destruido el “nosotros” de la comunidad de los cristianos, hemos dividido el único camino en muchos caminos” y ahora experimentamos el pecado que no nos hace beber del único cáliz, ni estar juntos en el altar, pero hoy estamos aquí para orar juntos al Señor, el único que puede darnos el don de la unidad. Con estas palabras Benedicto XVI concluyó su homilía del domingo, llevada a cabo durante el curso de la liturgia del culto de la comunidad luterana de Roma. Fue invitado a la Christuskirche, la “iglesia de Cristo” de la calle Sicilia en Roma, a 27 años de la visita de Juan Pablo II, la primera de un Papa a una iglesia luterana desde la Reforma de 1517. Benedicto XVI fue acogido por el pastor Jens-Martin Kruse y por 350 miembros de la pequeña comunidad. Durante la celebración, el Papa comentó improvisadamente el pasaje del Evangelio de Juan sobre el grano que da fruto sólo si muere. “Quien ama su vida, la pierde, dice Jesús” y agregó que “la vida no es sólo para nosotros, no es recibir, sino darse, encomendar la propia vida a los demás y hacerse servidores. Este es el camino del grano, el camino de la salvación”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).