El Papa destaca la actualidad del ejemplo y enseñanaza de san Buenaventura


Dada la gran afluencia de fieles, el tradicional encuentro semanal de los fieles con el Papa se desarrolló ayer en dos momentos. Primero a las 10,15 de la mañana en la Basílica de San Pedro, donde esperaban al Papa 1.600 participantes en la peregrinación de la fundación Don Carlo Gnocchi, tras la reciente beatificación de su fundador “luminosa figura del clero milanés”. Esta fundación despliega su actividad en favor de los niños en dificultad y asiste asimismo a los minusválidos, ancianos y enfermos terminales, en un vasto ámbito sanitario, según ha informado Radio Vaticano.
“Apóstol de los tiempos modernos, genio de la caridad cristiana -ha dicho el Papa de don Carlo Gnocchi- “que se dedicó con premura a cuidar los pequeños mutilados, víctimas de la guerra en los que se vislumbraba el rostro de Dios. Sacerdote dinámico y entusiasta, agudo educador, que vivió integralmente el Evangelio en los distintos contextos de vida en los que operó con incesante celo y con infatigable ardor apostólico”.
En este año sacerdotal, una vez más la Iglesia se dirige a él como un modelo al que imitar. Que su fúlgido ejemplo sostenga el compromiso de todos los que se dedican al servicio de los más débiles y suscite en los sacerdotes el vivo deseo de redescubrir y fortalecer la conciencia del extraordinario don de la Gracia que el ministerio ordenado representa para quien lo ha recibido, para la Iglesia entera y el mundo.
Luego Benedicto XVI, ya en el Aula Pablo VI, ha dedicado, por segundo miércoles consecutivo, la catequesis al franciscano san Buenaventura, concretamente a su doctrina. Elegido ministro general de la Orden Franciscana en 1257, tuvo que hacer frente a una grave tensión debida a la corriente espiritualista que se inspiraba en la doctrina de Joaquín de Fiore. Para asegurar la unidad, san Buenaventura tomó como línea de gobierno, que la Orden debía acercarse lo más posible a la realización del Sermón de la montaña, que fue para san Francisco la regla maestra por excelencia, aun teniendo en cuenta los límites del hombre, marcados por el pecado original.
En su obra maestra de contemplación mística, el Itinerarium mentis in Deum, el santo franciscano indica las etapas que conducen progresivamente el hombre hacia el conocimiento de Dios. Este itinerario se rige por una disciplina interior hecha de justicia, para purificar las pasiones; de ferviente oración, para renovar el alma; y de meditación, para iluminar el conocimiento, a la espera de la contemplación de Dios, que llena de gozo la vida de las personas. En otro tratado titulado El triple camino, san Buenaventura ilustra el camino interior que conduce a la unión con Dios a través de la vía de la purificación, la de la iluminación y la de la unión. El Papa ha invitado a profundizar la lectura y las enseñanzas de este padre de la Iglesia.
Este ha sido el resumen que de su catequesis ha hecho Benedicto XVI en español para los fieles de nuestra lengua presentes en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Queridos hermanos y hermanas:
San Buenaventura, reaccionando frente a la corriente espiritualista de la Orden Franciscana, que se apoyaban en las ideas del Abad Joaquín de Fiore, sostenía que la historia no se divide en tres fases, caracterizadas cada una por una persona de la Trinidad. La historia es una, aunque es un camino que progresa. Jesucristo es la última palabra de Dios, y no hay que esperar otro Evangelio u otra Iglesia. San Buenaventura, con la expresión «la obra de Cristo no cesa, sino que progresa», defiende la posibilidad de la novedad en la Iglesia, ya que la Palabra de Dios es inagotable y también las nuevas generaciones pueden dar nuevas luces. De esta manera, nos enseña la apertura a los nuevos carismas dados por Cristo a la Iglesia, así como la necesidad de discernirlos. En su importante escrito “El itinerario del alma hacia Dios”, indica que el conocimiento de Dios es un camino que tiene varias etapas, y que culmina en una unión plena con Él. En su obra “La triple vía”, describe cómo se articula la vida espiritual hasta la unión con Dios: la vía purgativa o de purificación del alma, la vía iluminativa, caracterizada por una fuerte vida de oración y la vía unitiva, que lleva al hombre a la experiencia íntima de Dios.
Saludo a los peregrinos de lengua española, en particular a los fieles de la Parroquia de Santa María Magdalena, de Dos Hermanas, acompañados por el Cardenal Carlos Amigo Vallejo. Siguiendo la enseñanza de san Buenaventura, os invito a continuar el camino cuaresmal de preparación para la Pascua, mediante la escucha atenta de la Palabra divina, la práctica de la caridad y la purificación del corazón. Muchas gracias
En sus saludos en inglés, Benedicto XVI se ha referido a la situación en Irlanda del Norte, cuyo desarrollo en estos días es un «prometedor signo de esperanza». El Papa ha asegurado que reza con el anhelo de que estos signos «ayuden a consolidar un futuro de paz, deseado por todos».
Como siempre antes de terminar la audiencia general, el pensamiento del Papa se ha dirigido a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados.
Queridos jóvenes, que el camino cuaresmal que estamos recorriendo sea ocasión de auténtica conversión que os conduzca a la madurez de la fe en Cristo. Queridos enfermos, que participando con amor en el sufrimiento del Hijo de Dios encarnado, podáis compartir desde ahora la gloria y la alegría de su resurrección. Y a vosotros, queridos recién casados, encontrad en la alianza que, a precio de su sangre, Cristo ha sellado con su Iglesia, el sostén y el modelo de vuestro pacto conyugal y de vuestra misión al servicio del Evangelio.
Antes de finalizar la audiencia el Papa ha recordado a las víctimas del reciente terremoto en Turquía y ha hecho un llamamiento para que terminen las matanzas indiscriminadas en Nigeria.

Me siento profundamente cercano a las personas afectadas por el reciente terremoto en Turquía y a sus familias. Aseguro a cada uno mi oración, mientras pido a la comunidad internacional que contribuya con prontitud y generosidad a los socorros.
Mi sentido pésame va también a las víctimas de la violencia atroz, que ensangrienta Nigeria y que no ha ahorrado ni siquiera a los niños indefensos. Una vez más repito con ánimo dolorido que la violencia no resuelve los conflictos, sino que sólo acrecienta sus trágicas consecuencias. Hago un llamamiento a cuantos en el país tienen responsabilidades civiles y religiosas, a fin de que actúen por la seguridad y la pacífica convivencia de toda la población. Expreso, en fin, mi cercanía a los pastores y a los fieles nigerianos y rezo para que, fuertes y firmes en la esperanza, sean auténticos testigos de reconciliación.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37592 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).