Monseñor García Beltrán inicia su ministerio episcopal en la diócesis de Guadix

gines9
A las 11 de la mañana de ayer Monseñor Ginés-Ramón García Beltrán recibía la ordenación episcopal de manos de Mons. Renzo Fratini, nuncio del Papa en España, acompañado de casi una treintena de obispos, en la Plaza Mayor de Guadix, comenzando su ministerio como Obispo de Guadix. Durante la ceremonia, el hasta ahora obispo emérito, Monseñor García Santacruz, le presentaba su diócesis, “una diócesis con sacerdotes ilusionados, una rica y nutrida vida religiosa y un laicado comprometido.”
El nuncio Fratini estuvo acompañado como co-consagrantes de monseñor Juan García-Santacruz Ortiz, hasta ahora y desde junio de 1992, obispo de Guadix; y de monseñor Adolfo González Montes, obispo de Almería, diócesis de donde procede monseñor García Beltrán. También entre los primeros concelebrantes se halla monseñor Francisco Javier Martínez Fernández, arzobispo metropolitano de Granada, provincia eclesiástica a la que pertenece Guadix, y los cardenales Antonio Cañizares y Carlos Amigo.
La celebración comenzó a las 11 de la mañana. Al comienzo de la Eucaristía, el ya obispo emérito de Guadix, monseñor García- Santacruz, le presentó a su sucesor la diócesis, “una diócesis con sacerdotes ilusionados, una rica y nutrida vida religiosa y un laicado comprometido.”
Durante la homilía, monseñor Fratini, recordó en qué consiste la misión del obispo: “estar al servicio de la Verdad, velando por los intereses de Cristo y no de los sus suyos.” Monseñor Fratini, también destacó la triple tarea del obispo, “enseñar con autoridad la Verdad revelada, santificar a los fieles y regir el pueblo de Dios.” Además el nuncio de Santidad quiso hacer hincapié en la comunión que debe promover con los otros obispos.
Tras la liturgia de la Palabra, tuvo lugar la administración sacramental del orden episcopal. Una vez ordenado obispo, monseñor García Ginés, ya con el báculo, la mitra y el pectoral (signos del ministerio episcopal), prosiguió la celebración. El nuevo obispo intervino al final de la misa, con palabras sentidas y emocionadas, manifestando el deseo de servir con todas sus fuerzas a esta iglesia accitana, “una Iglesia bimilenaria” y apostólica que hunde sus raíces en los primeros años de la evangelización, con San Torcuato. Y concluyó afirmando: “Para mí la vida es Cristo, os doy lo mejor que tengo, Cristo”
Monseñor Ginés García Beltrán tuvo también palabras de recuerdo hacia la Iglesia de Almería, en la que ha nacido y que ahora le ve partir, hacia su pueblo de Huércal-Overa y hacia su paisano el Cura Valera, al que se encomienda y del que desea que pronto los pueda ver nombrado santo. Al terminar la celebración, el nuevo obispo recibió las felicitaciones y los saludos de los sacerdotes y los feligreses, en un “besamanos” en la catedral, donde Mons. Ginés García Beltrán se desplazó para tomar posesión de la sede.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37933 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).