Reportaje Vaticano: Retiro cuaresmal del Papa

CW: Esta es una semana inusualmente silenciosa en el Vaticano. El Papa Benedicto XVI está realizando su retiro anual cuaresmal, algo que se toma muy seriamente. En este Reportaje Vaticano veremos cómo el Papa y sus asesores encuentran espacio para la oración y la penitencia durante la Cuaresma.

JT: Como hace cada año, Benedicto XVI despejó su agenda de trabajo esta semana, sin encuentros, discursos o liturgias públicas. En cambio, se pasó la semana en su capilla, junto a los oficiales más importantes de la Curia Romana, escuchando las prédicas del teólogo salesiano. El guía del retiro de este año fue el padre Enrico dal Covolo, un experto de la era temprana del Cristianismo y su tema fue la vocación sacerdotal. Siempre he pensado que debe ser intimidante predicar para el Papa, visto que el Papa hace una revisión breve del retiro cuando termina.

CW: Cierto. Pero el retiro en sí mismo no es un diálogo y no es como un Sínodo tampoco, donde el Papa puede aportar sus propios pensamientos. El Papa se arrodilla o se sienta en un nicho de su capilla, algo separado de los demás y escucha. Los encuentros siguen el formato tradicional de la lectura de las Escrituras, la oración y la reflexión por parte del guía espiritual. Siempre es muy interesante ver a quien escogen para dar el retiro: a veces es un cardenal o una figura conocida en la Iglesia, pero otras veces es relativamente desconocido, como es el caso del sacerdote Dal Covolo.

JT: Y está por volverse más conocido. Un retiro como este es algo que el Papa Benedicto XVI ha recomendado a todos los católicos durante la Cuaresma. Por supuesto, no todos pueden poner su vida cotidiana de lado por una semana. Pero el Papa ha sugerido que la gente intente hacer espacio para el silencio y la meditación durante la Cuaresma. Como el Papa lo hizo, retirarse físicamente del ruido y la agitada paz del mundo es realmente el único modo de establecer un diálogo con Dios. Un método específico recomendado por el Papa ha sido usado por siglos en la Iglesia se llama “lectio divina” y es básicamente una combinación entre la lectura de las Escrituras, la oración y la meditación.

CW: El Papa una vez dijo que si todos hicieran este tipo de lectura fiel de las Escrituras, está convencido de que llevaría a una “primavera espiritual” a la Iglesia. La Cuaresma es también la estación de la penitencia – renunciando a cosas, haciendo sacrificios físicos o de otro tipo. El Papa ha llamado a estas prácticas penitenciales una forma de “entrenamiento espiritual”, que apunta a hacer que la persona sea más resistente a la tentación. Lo importante, dijo, es que sea hecho con una verdadera actitud de humildad y sin orgullo.

JT: Supongo que quiere decir no anunciar al mundo a lo que estás renunciando durante la Cuaresma. El Papa nunca ha hablado de sus prácticas personales, pero el año pasado se filtró una voz de que pasó su semana entera de retiro, incluidas las comidas, en silencio. Ha propuesto que durante la Cuaresma, los católicos redescubran otras tradiciones como las obras de caridad y el ayuno, de nuevo, enfatizando que todo esto debería realizarse para complacer a Dios y no para ganar la aprobación de la gente.

CW: Existen también otros tipos de sacrificios físicos y tienen un lugar en la tradición de la Iglesia. Fue revelado recientemente que el Papa Juan Pablo II practicaba varias formas de auto flagelación, incluyendo el golpearse con un cinturón. Estos tipos de penitencia son menos comunes hoy de lo que lo eran hace 50 años.

JT: Expertos de la Iglesia subrayan que, si se realizan, debe ser con moderación y bajo guía de un director espiritual. No es, ciertamente, algo que la gente aquí en el Vaticano impulse para el resto de la Iglesia. Creo que serían felices de ver a la mayoría de los católicos hacer simples cosas durante la Cuaresma, comenzando por examinar sus conciencias y confesarse.

http://www.catholicnews.com/

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37816 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).