Sociedades más justas sólo con la conversión, dice el Papa

En el miércoles de ceniza el Papa Benedicto XVI abrió el tiempo de Cuaresma con una celebración eucarística en la Basílica de Santa Sabina al Aventino y el rito de la imposición de las cenizas.

“También en nuestros días, la humanidad necesita esperar de un modo más justo -ha explicado Benedicto XVI durante la homilía- de creer que eso es posible, a pesar de las desiluciones de la experiencia cotidiana. Iniciando una nueva Cuaresma, un nuevo camino de renovación espiritual, la Iglesia indica la conversión personal y comunitaria como única via no ilusoria para formar una sociedad más justa, donde todos puedan tener lo necesario para vivir de acuerdo a la dignidad humana”.

Y refiriéndose a la omnipotencia del amor de Dios, que olvida los pecados de los todos los que se convierten agregó:

“Perdonar a alguien equivale a decirle: no quiero que tú mueras, sino que vivas; quiero siempre y sólo tu bien”.

Somos polvo, ha explicado el Papa, recordando el signo penitencial de las cenizas, pero plasmado su amor y libertad para desobedecerlo “cedienco a la tentación del orgullo y de la autosuficiencia”. De este modo, en el pecado “el hombre ha perdido la propia inocencia y puede ahora volver a ser justo sólo gracias a la justicia de Dios, a la justicia del amor”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37894 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).