Benedicto XVI explica a los seminaristas de Roma que la entrega a la vocación sacerdotal es una verdadera historia de amor

papaseminaristas

El Papa invita a los seminaristas reunidos en el Pontificio Seminario Romano Mayor, a “permanecer en el amor de Dios”

Benedicto XVI visitó este sábado, en la fiesta de la Virgen de la Confianza, el Pontificio Seminario Romano Mayor, donde fue recibido por más de 190 seminaristas de diferentes seminarios, a quienes impartió una Lectio Divina reflexionando sobre el capítulo 15 del Evangelio de Juan, y las dos palabras centrales de este pasaje: “permaneced” y “observad”, según ha informado Radio Vaticano.
“Permaneced –invitó el Papa- en esta gran historia del amor que es la historia de la verdadera felicidad”. Porque precisamente a través de este don, explicó el Santo Padre, Dios se ha hecho “uno con todos nosotros”, y al mismo tiempo “nos ha hecho uno”. En este sentido Benedicto XVI invitó a los seminaristas a rezar para que “este misterio penetre en nuestra mente, en nuestro corazón, y cada vez más seamos capaces de ver y de vivir la grandeza del misterio, y de este modo comenzar a realizar este imperativo: ‘Permaneced’”.
El segundo imperativo que analizó el Papa fue “observad”. La observación, explicó Benedicto XVI, “es el segundo nivel de la relación con Dios, es decir, el nivel ontológico”, porque Dios nos ha dado primero su amor. “El cristianismo no es un moralismo, no somos nosotros que tenemos que hacer lo que Dios espera del mundo, sino que tenemos que entrar en este misterio ontológico. Dios se da Él mismo, su ser, su amar precede nuestro actuar y en el contexto de su cuerpo, en el contexto del estar en Él, identificado con Él, ennoblecidos con su Sangre, podemos también nosotros actuar con Cristo”.
Por lo tanto, añadió el Santo Padre, “la ética es consecuencia del ser”, de este modo, “no tenemos que actuar por obediencia exterior, sino actuar según nuestro ser”. “La verdadera justicia no consiste en la obediencia a unas normas, sino que es el amor, el amor creativo que encuentra en si, la riqueza, la abundancia del bien”.
Benedicto XVI oncluyó evidenciando que “observar” es el signo del “permanecer”. “Dios – finalizó el Papa- se ha hecho conocer, se ha mostrado; ya no es el Dios desconocido, el Dios lejano, o el Dios escondido. La verdadera omnipotencia de Dios es llegar a un amor que sufre por nosotros”. “Agradezcamos a Dios la grandeza de su amor, oremos para que nos ayude a crecer en su amor, permaneciendo siempre en su amor”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37852 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).