El arte como entrega de uno mismo a Dios

La iglesia San Luís de Francia en Roma inaguró la restauración de su fachada a fines de enero. Una ocasión para redescubrirla y apreciar su belleza después de más de un año de trabajo. Repellin Didier, arquitecto jefe de monumentos históricos, menciona la importancia de este lugar.

“La Iglesia de San Luís de Francia es ante todo una gran obra maestra. Una obra maestra en muchos aspectos. En primer lugar, en el plan histórico y es importante ya que es una iglesia para todos los franceses y fundación real. Su fecha de nacimiento data de 1478 a finales del siglo XV, pero la Iglesia misma fue construida entre 1518 y 1589”.

Más allá de los detalles técnicos, esta restauración es también una ocasión para estudiar el arte del siglo XVI, los instumentos utilizadas para realizar la fachada y finalmente las maneras de trabajar de los artistas que reflejan su fe .

“Todas estas obras se realizaron en una época donde todo se hacía para la gloria de Dios. Por tanto, el trabajador, el escultor, el pintor, se entregaba totalmente. Y ésto es algo que siempre me conmueve porque a partir de un cierto momento ya no se trabajaba para la gloria de Dios sino para una persona definida. Y en ese momento, como dicen los escultores, por un lado uno se entrega y por el otro uno halaga. Y ésta es la diferencia entre el dar lo mejor de uno mismo y buscar la adulación. Y aquí, la expresión es el don de sí mismo”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).