El cardenal Rouco señala que “Santo Tomás de Aquino es uno de los grandes santos que supieron contemplar a Cristo”

rouco
El Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, presidió ayer una solemne Eucaristía en la Capilla del Seminario Conciliar con motivo de la festividad de Santo Tomás de Aquino. En la Misa de ayer, Monseñor Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, fue el encargado de impartir la lección magistral en el acto académico organizado por la Facultad de Teología con motivo de la festividad; el Rector del Seminario, Andrés García de la Cuerda, y el Decano de la Facultad de Teología, Javier Prades, además de numerosos sacerdotes
En su homilía, el Cardenal se refirió a Santo Tomás de Aquino como “uno de los grandes santos que supieron contemplar a Cristo”, y animó a todos los presentes “a entender lo que él enseño y a imitarlo en lo que él vivió y como él lo vivió”. “El era un hombre que pertenecía al siglo XIII, donde la tentación del poder humano tenía su atractivo e ilustraba su fuerza histórica -incluso dentro de la iglesia, en relación con lo que se vivía-. Sin embargo, Santo Tomás supo afirmar con toda pureza, con toda grandeza y con toda su hondura humana y divina el misterio de Cristo. Conocer a Cristo, en toda su verdad, en toda su hondura, contemplarlo y amarlo. Y amándolo, seguirlo”.
“Esa fue la clave de toda su vida, además de su día a día como monje dominico, como profesor y como formador de jóvenes”, afirmó, destacando que “el periodo de su vida romana es un periodo de mucha actividad pastoral, muy sencilla, muy catequética”, haciendo un recorrido por la vida y juventud del Santo.
“Para nosotros, esta fiesta de Santo Tomás de Aquino es una invitación a ir con él en el camino de la comprensión, de la inteligencia, hasta donde podamos llegar; si oramos y nuestra vida interior es muy alta, podremos llegar hasta puntos y aspectos que ni siquiera podemos soñar. También debemos imitarle en la forma en que él vivía el misterio de Cristo. Él se hace Dominico, se hace sacerdote, se hace profesor de Teología por amor a Cristo. El amor a Cristo es lo que impulsa todos sus síes a esa llamada del Señor. Nosotros estamos aquí por vocación al seguimiento de Cristo… Debemos renovar el amor de Cristo en nuestras vidas, para que nuestro sí vuelva a ser fresco, vivo y fecundo, según lo que él y los signos de los tiempos nos piden”.
Concluyó encomendado la festividad que hoy celebra la Iglesia a la Santísima Virgen María, de quien Santo Tomás era un gran devoto. “Ella es importante para ese nexo entre Cristo y la Iglesia, que constituye y que es ella, que lo fue en un principio y que lo es a lo largo de toda la historia hasta que llegue el final de los tiempos. Ella que es ya gloriosa y que reina con Él por los siglos de los siglos. A ella nos confiamos en la intercesión de Santo Tomás de Aquino”, concluyó.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).