Santuario de Altötting

En la tierra del Papa Benedicto XVI, en la alta Baviera, se encuentra Altötting, el santuario mariano más famoso del mundo de

habla alemana, que como “Santuario de Europa” pertenece a los seis destinos de peregrinación más importantes de Europa.
Durante más de 1.250 años, Altötting ha sido el centro espiritual de Baviera; por más de 500 años, la imagen ha sido venerada en ese lugar desde el siglo XIV.
Juan Pablo II rezó delante de la Virgen Negra en el santuario durante su visita a Alemania en 1980, donde más de un millón de
peregrinos vienen cada año y las placas votivas recuerdan la gratitud del pueblo por las respuestas a sus oraciones. En esta
capilla la unión especial de la gente y su gobierno es visible, aquí permanecen los corazones de innumerables reyes, duques y obispos. Joseph Ratzinger, hoy el Papa Benedicto XVI, realizó una peregrinación a Altötting cada año con su familia cuando era niño. Desde su infancia, regularmente visitaba el santuario y su última visita fue en 2006. La plaza central, un museo y un sendero circular de 224 km llevan el nombre de este famoso peregrino.
De niño, en 1934, el Papa también asistió a la canonización de Konrad von Parzam, un hermano capuchino, que con su
servicio ayudó a muchas personas en la puerta de su monasterio. Él recuerda las celebraciones: “Creo que estos pequeños
santos, en particular, son un gran símbolo de nuestro tiempo”.
Un “viaje virtual a través del tiempo” nos lleva a la pasión de Cristo, a la experiencia de Jerusalén de hace 2.000 años, el llamado “panorama de la crucifixión”. El panorama de Altötting, que se remonta al año 1903, es una enorme pintura de Gebhard Fugel, dentro de un edificio, construido especialmente para ese propósito. Es el único panorama original con un tema religioso en
Europa, proclamado herencia cultural mundial y, por lo tanto, se encuentra bajo la protección de la UNESCO.
La casa de Benedicto XVI, un nuevo tesoro y museo de peregrinación, aloja el “Goldenes Rössl” (Caballito de Oro), el altar
mariano de fama mundial. Es un trabajo en oro y esmalte del tesoro de una corona francesa; un regalo de año nuevo de la
princesa Elizabeth a su esposo Carlos VI en el año 1404. La pieza es la más valiosa en oro y esmalte del mundo.
Una vez al año, una enorme reunión juvenil se lleva a cabo en Altötting.
Cada sábado, una gran cantidad de peregrinos se reunen para una procesión de velas desde la Basílica de Santa Ana a la
Capilla de las Gracias.
Con ocasión del 500 aniversario de la peregrinación al santuario mariano, la imagen fue exhibida en el exterior para bendecir a
los peregrinos.
“El Dios misericordioso te bendiga y bendiga a toda tu familia, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.
Juan Pablo II pronunció esta oración cuando visitó el santuario en 1980:
“A ti, Madre, encomiendo el futuro de la fe en este antiguo país cristiano, sé diligente a causa de las aflicciones provocadas por la terrible guerra pasada, que causó profundas heridas especialmente en los europeos, te encomiendo la paz del mundo. Que un nuevo orden pueda nacer entre esta gente, basado en el profundo respeto por los derechos de cada nación y cada ser humano en su país, un orden verdaderamente moral en donde las personas puedan vivir juntas como familia, a través del equilibrio adecuado de justicia y libertad.

Te hago esta oración a ti, Reina de la paz y Espejo de la justicia, yo, Juan Pablo II, Obispo de Roma y sucesor de San Pedro y dejo un recuerdo duradero a la herencia de tu santuario de Altötting. Amén”.
Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37816 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).