Restaurada una de las cruces más antiguas del mundo

Está viendo una de las cruces más antiguas del mundo. Pero lo que la hace preciosa es que en el centro tiene un pequeño trozo de la Cruz en la que fue crucificado Jesús.

Se trata de la Cruz Vaticana o Cruz de Justiniano y está en el Vaticano desde el año 580. La regaló el emperador Justiniano a la ciudad de Roma. Estropeada por el paso de los años y el uso, vuelve a recuperar su esplendor tras una difícil restauración.

Fue diseñada por la mujer del emperador, la emperatriz Sofía, que muy probablemente donó las perlas de su corona para decorarla. Además, tiene zafiros y esmeraldas.

Sante Guido
Responsable restauración
Es una obra de plata dorada, no muy grande, de unos 35 centímetros, con láminas de plata en relieve y es considerada una de las grandes obras del arte del periodo de Constantinopla. Es una de las más antiguas que se conserva hoy en el mundo.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).