Con la Encarnación la eternidad ha entrado en el tiempo

Un gran grupo de fieles ha recitado con el Papa Benedicto XVI las primeras vísperas de la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios en la Basílica de San Pedro la noche del 31 de diciembre y ha cantado con él el Te Deum de agradecimiento al finalizar el año.

En su homilía el Santo Padre ha recordado cómo, con la Encarnación del Hijo de Dios, la eternidad ha entrado en el tiempo y la historia ha empezado a cumplirse. En este sentido, ha dicho el Papa, debemos considerar el tiempo del año que concluye y de aquél que inicia, para poner los diferentes acontecimientos de nuestra vida bajo el signo de la Salvación. El Papa ha agregado:

“Todo esto nos llena de gran alegría y nos lleva a elevar el agradecimiento a Dios. Estamos llamados a decir con la voz, el corazón y la vida nuestro “gracias” a Dios por el don de su Hijo, fuente y cumplimiento de todos los otros dones con los cuales el amor divino colma la existencia de cada uno, de las familias, de la comunidad, de la Iglesia y del mundo.

El canto del Te Deum, que hoy resuena en las Iglesias de todas las partes de la tierra, es un signo de alegre gratitud que dirigimos a Dios por los dones que nos ha ofrecido en Cristo. Verdaderamente “de su plenitud, todos nosotros hemos participado y hemos recibido gracia sobre gracia” (Gv 1,16)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37963 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).