El Papa recuerda la celebración en 2010 del Año Santo Compostelano

porticogloria
Mediodía soleado y muy frío en la plaza de San Pedro, llena de fieles y peregrinos en la oración mariana del Ángelus junto al Papa, quien, en su alocución previa, ha renovado su felicitación de año nuevo. «2010 será más o menos “bueno” en la medida en que cada uno, según sus propias responsabilidades, sepa colaborar con la gracia de Dios», explicó.
En sus saludos en distintos idiomas, fue un poco más extenso esta vez el que dirigió en lengua española:
«El Evangelio de hoy nos recuerda el grandioso acontecimiento del misterio de la Navidad: la Palabra de Dios se hizo carne y acampó entre nosotros, para que podamos contemplar su gloria y ser hijos de Dios, si creemos en su nombre. En ese nombre se ha abierto hace pocos días en Santiago de Compostela la puerta del Año Santo -recordó-, puerta por la que pasan desde hace muchos siglos multitud de peregrinos en busca de la luz de la fe y la gracia del perdón, tras contemplar el majestuoso “Pórtico de la Gloria” del templo que guarda una particular memoria del Apóstol Santiago el Mayor, en los extremos confines de Europa continental. Invito a todos a dejarse iluminar por Cristo, luz del mundo, y renacer así a la esperanza, a una nueva vida y a un mundo nuevo, lleno de paz y concordia».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37852 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).