Reportaje Vaticano

JT: Para el Papa Benedicto XVI el 2009 fue el año de San Pablo, el Año Sacerdotal, un año de viajes internacionales y un año de algunas decisiones controvertidas. Esta semana, el Reportaje Vaticano hace un recuento de los últimos 12 meses. Soy John Thavis, jefe en Roma de Catholic News Service.

CG: Yo soy Carol Glatz, corresponsal en Roma de Catholic News Service. Ha sido un año de completa acción para el Papa Benedicto XVI. Publicó una encíclica social importante, hizo un viaje a África y una peregrinación a Tierra Santa, presidió el Sínodo de Obispos africanos, proclamó 10 nuevos santos e incluso hizo su debut en Facebook. Estas son algunas de las evidencias de un ministerio extraordinariamente ocupado. Considerando que en 2009, el Papa se encontró con más de 200 dignatarios y grupos, llevó a cabo charlas con más de 300 obispos y celebró más de 50 liturgias importantes.

JT: En el último año, el Papa condujo un servicio de oración de acción de gracias por todos los eventos positivos de los pasados doce meses. Este año hubieron muchos momentos de profunda satisfacción personal para el Papa, por ejemplo en mayo, cuando rezó en silencio delante de la tumba vacía de Cristo en Jerusalén, o en marzo cuando llegó a su primera visita africana con una bienvenida entusiasta de cientos de miles de personas en Camerún. Pero hubieron frustraciones también, en enero, después de que el Papa levantar las excomuniones de los cuatro obispos tradicionalistas y resultara que uno de ellos había negado el Holocausto. El Papa reafirmó enérgicamente la enseñanza de la Iglesia contra el antisemitismo, pero las críticas fueron severas, y el Papa más tarde dijo que estaba sorprendido que incluso algunos católicos lo hubieran atacado con tanta “hostilidad”.

CG: En julio, el Papa sacó su tan esperada encíclica sobre economía y justicia social, llamada “Caridad en la Verdad”. Invita a la reforma de las instituciones económicas internacionales y dijo que una fuerte causa de la crisis económica global has sido las fallas morales de dinero de los administradores e inversores. El Papa dio una copia de su encíclica y una de un documento vaticano sobre etica biomédica al Presidente Barack Obama cuando, en junio, los dos líderes se encontraron por primera vez en el Vaticano. El encuentro entre el Papa y el presidente fue descrito como amistoso, pero el Vaticano subrayó que esperaba que Obama hiciera bien en comprometerse a reducir el número de abortos y escuchara a la Iglesia referente a temas morales.

JT: En junio, el Papa clausuró el año de San Pablo e inauguró el Año Sacerdotal. En charlas semanales y celebraciones litúrgicas, en los primeros 6 meses del año, se centró en San Pablo y dio un detallado retrato del hombre que es considerado el arquetipo del misionero. En el lanzamiento del Año Sacerdotal, el Papa quiso animar el aprecio por el servicio dado por los ministros ordenados de la Iglesia y promover la renovación espiritual entre los mismos sacerdotes. Al mismo tiempo, dijo que la Iglesia debe reconocer que algunos sacerdotes han hecho mucho daño a otros. En diciembre, el Papa se encontró con los líderes de la Iglesia irlandesa para discutir los casos de abuso sexual por parte de algunos clérigos, y el Vaticano dijo que compartía el “ultraje, la traición y la vergüenza” sentida por muchos irlandeses católicos.

CG: Conforme el año llega a su fin, el Papa alimenta sus “verdes” credenciales en su mensaje para el Día Mundial de la Paz, que se celebra el día de Año Nuevo. El Papa dijo que el daño ambiental es un problema moral presionante que amenaza la paz y la vida humana e hizo un llamamiento a la acción global y personal. ¿Qué es lo que los individuos pueden hacer exactamente? Bueno, el Papa dijo que un primer paso es examinar y semplificar el propio estilo de vida y centrarse menos en el consumismo. A mí me suena eso como una resolución muy buena para el Año Nuevo. Soy Carol Glatz.

http://www.catholicnews.com/

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37878 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).