La Santa Sede señala que el decreto de virtudes heroicas de Pío XII no es un acto hostil contra los judíos

pio12La Oficina de prensa de la Santa Sede ha publicado una nota sobre la firma de Benedicto XVI en el decreto de las virtudes heroicas de Papa Pío XII, hecho público el sábado pasado, y que en los últimos días ha suscitado cierto número de reacciones en el mundo judío. En la mencionada nota se señala que el significado de la firma del Papa es claro en el ámbito de la Iglesia católica y de los expertos en la materia, pero reconoce que ciertamente puede requerir algunas explicaciones para un público más vasto, en particular el judío, comprensiblemente más sensible a todo lo que interesa el período histórico de la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto.
El Padre Lombardi director de la oficina de prensa de la Santa Sede destaca que cuando el Papa firma un decreto sobre las virtudes heroicas de un siervo de Dios, es decir, de una persona de la que ha sido introducida la causa de beatificación, confirma la evaluación positiva dada por la Congregación para las Causas de los Santos, que ha votado previamente tras haber examinado de manera minuciosa los textos escritos y los testimonios que responden al hecho que el candidato ha vivido de modo ejemplar las virtudes cristianas y ha manifestado su fe, esperanza y caridad en grado superior al que se espera normalmente de los fieles.
El comunicado destaca que inclusive una eventual y sucesiva beatificación se coloca en la misma línea de proponer al pueblo de Dios, un modelo de vida cristiana. Citando las palabras pronunciadas por el Siervo de Dios Juan Pablo II, se recuerda que, beatificando a un hijo suyo, la Iglesia no celebra particulares opciones históricas realizadas por él, sino que lo señala para imitación y veneración de sus virtudes, para alabanza de la gracia divina que en él resplandece.
El extenso comunicado explica que, con la firma sobre el decreto de las virtudes heroicas, no se pretende de ninguna manera limitar la discusión sobre las hechos concretos realizados por Pío XII en el contexto histórico en que se encontraba. Por su parte -leemos- la Iglesia afirma que ha sido realizada con la única intención de desarrollar de la mejor manera posible el servicio de altísima y dramática responsabilidad del Pontífice.
De cualquier manera, la atención y la preocupación de Pío XII por el destino de los judíos, cosa que ciertamente -explica la nota- es relevante para la evaluación de sus virtudes, aparecen ampliamente testimoniadas y reconocidas inclusive por parte de muchos miembros del pueblo judío.
Queda abierta también, en futuro, la investigación y la evaluación de los historiadores en su campo específico y en el caso concreto se incluye la solicitud de mantener abiertas todas las posibilidades de investigación sobre documentos.
El comunicado recuerda que las disposiciones de gran amistad y respeto por parte de Benedicto XVI hacia el pueblo judío han sido ya puestas de manifestó en múltiples ocasiones, y que encuentran, en su mismo trabajo teológico un testimonio irrefutable. Por lo tanto, es claro que la reciente firma del decreto no debe ser en ningún momento interpretada como un acto hostil contra este pueblo, auspiciándose que no venga considerada un obstáculo sobre el camino del diálogo entre judíos y católicos.
Es de esperar -concluye la nota- que la próxima visita del Papa a la Sinagoga de Roma sea ocasión para confirmar y nuevamente sellar con gran cordialidad estos lazos de amistad y estima.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).