Reportaje Vaticano de la CNS

JT: El mensaje del Papa Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Paz fue publicado en la Santa Sede esta semana y se centró en el respeto de la Creación. El tema del medioambiente fue oportuno considerando que los líderes mundiales se reunieron en Copenhague para trazar una estrategia sobre el cambio climático. Hoy en este Reportaje Vaticano hablaremos sobre la opinión del Papa respecto a la ecología. Soy John Thavis, jefe en Roma de Catholic News Service.

CW: Y yo soy Cindy Wooden, corresponsal en Roma de Catholic News Service. El mensaje de la Jornada de la Paz del Papa tenía un tono apremiante. Habló de una crisis creciente que está causando la contaminación de los sistemas del agua, aumentando los desiertos, desapareciendo los bosques, perdiendo la biodiversidad, aumentando las catástrofes naturales y toda una nueva clase que él denominó “refugiados ambientales”, personas obligadas a abandonar sus países debido a los daños ecológicos. Advirtió que el ritmo actual de explotación del medioambiente pone en peligro el suministro de los recursos naturales para las generaciones futuras.

JT: El Papa dijo que todo esto requiere un estilo de vida más sencillo, especialmente en los países más ricos. Y dijo también que los modelos actuales de producción y consumo son insostenibles. Pero el Papa no se está refiriendo sólo a las cosas técnicas como el consumo del combustible o el tamaño de los televisores de pantalla plana. En su mensaje para la Jornada de la Paz mencionó que la emergencia del medioambiente es parte de una crisis más amplia de valores en la sociedad moderna. Un punto que a menudo toca el Papa, cuando habla de la ecología, es que esto comienza con el respeto de la persona humana e implica la relación del ser humano con Dios como Creador. Él cree que ésta es una dimensión esencial en la discusión sobre el medioambiente, una dimensión que falta en muchas personas hoy en día.

CW: El mensaje del Papa alienta el desarrollo de tecnologías alternativas de energía, especialmente el inmenso potencial de la energía solar. Recordemos que fue Benedicto XVI quien aprobó el año pasado la construcción de varios proyectos de paneles solares dentro de la Ciudad del Vaticano, incluido uno que se hizo en la sala de audiencias Pablo VI convirtiendo el techo de la misma en un generador de energía solar. Los ingenieros del Vaticano han hablado incluso de la construcción de una planta solar gigante – la más grande de Europa – en la propiedad del Vaticano fuera de Roma. En un nivel más básico, el Vaticano ha iniciado recientemente un esfuerzo de reciclaje exhaustivo en los 109 acres de su ciudad-estado.

JT: Se acerca la Navidad y como ustedes pueden ver detrás de nosotros, el Vaticano pone un gran árbol de Navidad cada año. Éste vino de Bélgica, un abeto rojo que tiene 98 pies de altura y 90 años de edad. Algunas personas se han preguntado cómo el Papa “verde” puede tener estos magníficos árboles cortados. Bueno, el Vaticano ha sido muy cuidadoso en señalar que estos árboles de navidad han sido cosechados en un proceso de extracción regular, por lo que posiblemente estaban destinados a ser extraídos de todas maneras.

CW: Y después de la temporada de Navidad el Vaticano dona su árboles a los artesanos que hacen juguetes y equipos de juegos para niños – un acto pequeño pero simbólico de reciclaje. Soy Cindy Wooden.

JT: Y yo soy John Thavis, Catholic News Service.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37961 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).