El Papa recuerda que la Navidad “no es un cuento para niños, sino la respuesta de Dios al drama de la humanidad en busca de la paz”

papafoto
Ante la inminencia de la Navidad, Benedicto XVI recordó ayer -en su alocución previa al rezo mariano del Ángelus- la importancia de este periodo en el que prevalece la búsqueda de la verdadera paz: “Hoy, como en tiempos de Jesús, la Navidad no es un cuento para niños, sino que es la respuesta de Dios al drama de la humanidad en búsqueda de la verdadera paz”.
Evocando la liturgia del cuarto domingo de Adviento que invita a mirar hacia Belén, el Santo Padre ha explicado que esta ciudad es símbolo de paz, tanto en Tierra Santa como en el mundo entero: “Por desgracia en nuestros días, ésta no representa una paz lograda y estable, sino una paz difícilmente buscada y esperada”.
Pero como ha proseguido explicando el Papa, “Dios no se resigna a este estado de cosas, por lo que también este año, en Belén y en el mundo entero, se renovará en la Iglesia el misterio de la Navidad”.
Un misterio que es una “profecía de paz para cada hombre, que implica a los cristianos a intervenir en los dramas, a menudo desconocidos y escondidos, y en los conflictos en el contexto en el que se vive, con los sentimientos de Jesús, para actuar en todas partes como instrumentos y mensajeros de paz”.
“Para llevar amor donde hay odio, perdón donde hay ofensa, felicidad donde hay tristeza y verdad donde hay error, según la hermosa expresión de una conocida oración franciscana”.
Y tras el rezo mariano del Ángelus y el responso por los fieles difuntos, Benedicto XVI ha agradecido la iniciativa de “L’Osservatore Romano” que en este periodo, dos días a la semana está distribuyendo junto al periódico un pequeño icono de la Natividad, con el fin de realizar un colegio en la República Democrática del Congo.
Como es tradicional el Santo Padre ha saludado en diferentes idiomas a los fieles presentes en la plaza de San Pedro del Vaticano, recordando en polaco que desde ayer el arzobispo de Gniezno es primado de Polonia. Y en español, éstas han sido sus palabras: “Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española presentes en esta oración mariana y a todos los que se unen a ella a través de la radio y la televisión. La Virgen Santísima, llevando en su seno y en su corazón al Hijo de Dios, fue causa de alegría para su pariente Isabel. Os invito a que, acogiendo en vuestro interior la divina Palabra, dando un testimonio fiel y convencido de la fe y prodigándoos en obras de caridad, seáis también para los demás testigos y mensajeros de Cristo Jesús, fuente de gozo y esperanza para el mundo. Os animo igualmente, estando ya próximas las fiestas de la Navidad, a prepararos con fervor a la celebración del nacimiento del Verbo, hecho carne en las purísimas entrañas de María. Feliz domingo”

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37592 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).